UGT-FICA, preocupada por las repercusiones en el empleo de la OPA de Siemens a Gamesa

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT de Navarra muestra su preocupación por los efectos que pueda tener sobre los 1.700 empleos en la Comunidad Foral la OPA lanzada por Siemens Energy sobre Gamesa, con la intención de adquirir la parte de la empresa que no estaba en su poder, y posteriormente, sacarla del IBEX35.

UGT-FICA explica que cuando la CNMV autorizó la fusión en 2017, eximió a Siemens de lanzar una OPA por la totalidad de las acciones de Gamesa con la condición de tener asociado un plan industrial para la empresa conjunta. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que ese plan no sólo nunca existió, sino que gran parte del tejido industrial se destruyó, con los cierres de las plantas de Aoiz, Miranda, Cuenca y Somozas, así como los ajustes en Oficinas.

El sindicato lamenta “el desolador balance de estos últimos años, más de 1.500 despidos en España con deslocalizaciones industriales en diversas comunidades autónomas”. Y critica, además, que “el lanzamiento de la OPA sucede en un momento en el que el precio por la acción estaba un 50% más bajo respecto al que tenía justo hace un año, una operación financiera milimétricamente estudiada”.

Desde UGT-FICA Navarra advierten de “las negativas repercusiones que ha habido en el empleo siempre que se ha realizado un movimiento por parte de Siemens”, por ello, expresan su “máxima inquietud” por lo que pueda suceder tras esta nueva operación.

Ante la preocupante situación generada, UGT FICA pedirá una reunión de sus organizaciones federales y secciones sindicales con la dirección y presidencia de Siemens para evaluar las previsiones de impacto de esta operación y para solicitarle de primera mano la información que la empresa pueda manejar.

En paralelo, el sindicato coordinará la interlocución con el Gobierno, tanto a nivel nacional como a nivel autonómico, con el objetivo de garantizar el empleo en Navarra y en España. “Buscaremos que todo el foco mediático durante los próximos meses, y a todos los niveles, se centre en esta operación y su posible repercusión en España”, defiende.

Igualmente, UGT-FICA trasladará al Comité Europeo de Siemens Energy las dudas que tiene sobre este proceso y su impacto en la plantilla.

“Las operaciones financieras de la empresa no pueden ser un riesgo para el empleo, para las inversiones y para las condiciones de trabajo, por lo que exigimos que Siemens analice esta nueva situación con los representantes de los trabajadores, ya que cualquier medida e impacto ha de ser anticipado y analizado con ellos, primando siempre el mantenimiento del empleo”, reivindica.