Tercer mes consecutivo con aumento del paro en Navarra

UGT de Navarra expresa su preocupación por el nuevo aumento del paro registrado en la Comunidad Foral en el mes de noviembre, frente al descenso registrado en el conjunto nacional, y reclama actuaciones decididas para reducir los desequilibrios que presenta el mercado laboral navarro.

El paro aumentó en 218 personas en el mes de noviembre en Navarra, un incremento del 0,70%. No obstante, en términos interanuales, el desempleo ha descendido en 209 personas (un 0,66%), un dato positivo que se suma al aumento de las personas afiliadas a la Seguridad Social en 5.374 en el último año.

Sin embargo, no deja de ser preocupante el aumento del desempleo en la Comunidad Foral por tercer mes consecutivo. Además, el mercado laboral navarro sigue presentando enormes desigualdades, ya que las mujeres representan el 60,66% del total de personas paradas en Navarra, frente al 39,34% de hombres, un claro desequilibrio que ratifica la necesidad de seguir impulsando acciones decididas y eficientes para acabar con esta desigualdad.

En cuanto a la contratación, los datos del paro publicados hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social corroboran la eficacia de la reforma laboral. De este modo, la contratación indefinida ha aumentado un 68,77% en el último año, frente al descenso del 41,79% registrado en los contratos temporales. En concreto, en el mes de noviembre el 25% de los contratos firmados en Navarra fueron indefinidos y el 75%, temporales.

A pesar de estos avances, teniendo en cuenta la incertidumbre económica actual y la elevada inflación es necesario no bajar la guardia y seguir adoptando medidas para reducir una tasa de paro que sigue siendo elevada y solucionar los problemas de funcionamiento del mercado laboral que perjudican la integración de determinados grupos de población en el mercado de trabajo.

Además, es fundamental que los salarios aumenten para no seguir empobreciendo a la población trabajadora, por ello, UGT exige un cambio en la política salarial de las patronales y una mayor responsabilidad por su parte a la hora de gestionar los márgenes empresariales.