La empresa pública para el transporte sanitario debe ser una realidad

Representantes de UGT, junto con CCOO, ELA y Solidari, con representación en el sector de ambulancias de Navarra, han mostrado este viernes su decepción por el inaceptable retraso en la creación de una empresa pública que gestione el transporte sanitario urgente y programado, un compromiso del Gobierno de Navarra que se está alargando en el tiempo y para el que hace falta de una vez por todas pasar de las palabras a los hechos.

Los cuatro sindicatos se sienten engañados ante las promesas incumplidas respecto a este proceso por parte del Ejecutivo Foral, conformado por PSN, Geroa Bai y Podemos, con el respaldo de I-E y EH Bildu. Recuerdan que fue en el año 2016 cuando se constituyó una mesa de trabajo sobre el transporte sanitario con la participación de representantes sindicales, partidos políticos y el propio Gobierno para definir el modelo de transporte más eficiente.

En este sentido, subrayan que el propio acuerdo programático del actual Gobierno para la legislatura 2019-2023 contemplaba la creación de dicha empresa y que también el acuerdo presupuestario para el ejercicio de 2022 entre el Ejecutivo y EH Bildu incluía el compromiso expreso para su puesta en marcha en el primer trimestre de 2023.

Sin embargo, UGT, CCOO, ELA y Solidari lamentan que a escasos meses del fin de la actual legislatura la creación de una empresa pública para la gestión del transporte sanitario está lejos de ser una realidad, ya que pese a las buenas palabras y la actitud firme y decidida expresada por distintos miembros del Gobierno en varias ocasiones no se han dado los pasos necesarios para ello.

Los sindicatos temen  que este proceso lejos de materializarse definitivamente antes del fin de la legislatura se siga retrasando en el tiempo y aunque entienden que la creación de dicha empresa pública pueda tener su complejidad ven inaceptable que a  puertas del nuevo año este compromiso no se haya cumplido.

A juicio de los cuatro sindicatos, la pandemia ha evidenciado claramente que desde lo público se afrontan las dificultades con mayores posibilidades de éxito. “Sin la herramienta de la empresa pública, el Departamento de Salud se vio en la necesidad de contratar técnicos en emergencias para trabajar en primera línea y contratar también empresas de ambulancias para hacer frente al enorme desafío existente. Con una empresa pública de transporte, todo esto se hubiera evitado”, aseguran.

Para UGT, CCOO, ELA y Solidari, invertir en una empresa pública de transporte sanitario supone retornar los beneficios que ahora se llevan las empresas privadas a las arcas públicas para reinvertir y así mejorar la gestión del mismo, mejorando además la calidad del servicio y las condiciones laborales de las personas trabajadoras.

Por todo esto, exigen al Gobierno de Navarra que de una vez por todas adopte actuaciones reales y decididas para la creación de una empresa pública que gestione el transporte sanitario urgente y programado de la Comunidad Foral y no alargue más esta situación.

Además, los cuatro sindicatos han convocado el próximo lunes 19 de diciembre una concentración a las 9 horas frente al Parlamento de Navarra para exigir el compromiso de la propia Cámara y de todos los partidos políticos en la consecución de este objetivo imprescindible para la eficiencia y mejora del transporte sanitario.