UGT reclama a Educación que reduzca la carga burocrática para el profesorado

La Federación de Enseñanza de UGT de Navarra reclama al Departamento de Educación una disminución de la carga burocrática para el profesorado, que se encuentra inmerso en los procesos de evaluación y que está realizando un sobresfuerzo que se ha visto agravado por los cambios normativos que rodean a dichos procesos.

La portavoz de enseñanza del sindicato, Mª José Anaut, ha registrado este viernes un escrito dirigido a la directora de Recursos Educativos, Begoña Unzué, reclamando la disminución de la carga burocrática para los y las docentes, una reivindicación que el sindicato viene reiterando desde hace varios cursos.

Sin embargo, Anaut lamenta que “no solo no vemos atendidas nuestras pretensiones, sino todo lo contrario, puesto que las quejas que llegan al sindicato por la excesiva carga burocrática van en aumento”.

La responsable de Enseñanza del sindicato abordará esta problemática en la próxima Mesa Sectorial de Educación y también en la Comisión de Seguimiento del Pacto Educativo, que solicita se convoque con urgencia, puesto que el curso escolar está a pocas semanas de finalizar.

Anaut detalla que los cambios legislativos efectuados obligan al profesorado a una mayor dedicación en tareas de gestión como las programaciones anuales y de unidades didácticas, proyectos y adaptaciones curriculares, informes estandarizados para cada alumno, informes del grupo-clase, planes de convivencia o actas de las reuniones de ciclo.

“El incremento constante de estas labores debe cesar porque merma la dedicación a la principal tarea, la de la docencia directa”, remarca Anaut, para quien “con este contexto creciente de burocratización se puede llegar a desprofesionalizar la labor docente”. “Se prima la burocracia frente a la pedagogía, y el control de resultados frente a la autonomía pedagógica. Se está imponiendo una dinámica de recopilación de datos de todo tipo sin una finalidad educativa concreta”, critica.

En este sentido, la responsable de Enseñanza de UGT reivindica “una escuela menos burocratizada, con más tiempo para la docencia, la innovación y la investigación”, así como con “la financiación suficiente para poder realizar su labor en las mejores condiciones posibles”. Además, apuesta por “unificar la legislación que ordena la vida de los centros o simplificar y concretar los documentos, tanto los institucionales como los de carácter pedagógico, con el fin de evitar duplicidades innecesarias”.

“Es necesario aumentar las plantillas docentes y reducir las ratios y las horas lectivas para poder llevar a cabo una mejor atención individualizada del alumnado, desarrollar el aprendizaje competencial que promueve la LOMLOE y generar proyectos educativos innovadores en nuestros centros educativos”, sostiene Anaut.