948 291 292

Preguntas más frecuentes

MUTUAS

¿Qué es una mutua?

Son asociaciones de empresarios que, autorizadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se constituyen con el principal objeto de colaborar en la gestión de la Seguridad Social.  

La mutua es el centro donde tenemos que acudir para que nos atiendan en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

¿Qué servicios o prestaciones son a cargo de la mutua?

  • Asistencia sanitaria una vez ocurrido el accidente o la enfermedad profesional, hasta la recuperación del accidentado. 
  • Prestaciones económicas por riesgo durante el embarazo y lactancia natural. 
  • Prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes si la empresa ha concertado la gestión con la mutua.
  • Otros.

SERVICIO DE PREVENCIÓN

¿Qué es un Servicio de Prevención?

El conjunto de medios humanos y materiales necesarios para realizar las actividades preventivas, de modo que se garantice la adecuada protección de la seguridad y la salud de los trabajadores. 

El centro donde nos van a realizan la vigilancia de la salud, en el que disponen de los técnicos y material para realizar la actividad preventiva en la empresa. 

Podemos distinguir entre los siguientes servicios:

  • Servicio de prevención ajeno: la empresa contrata a una entidad especializada para realizar estas labores. 
  • Servicio de prevención propio: la propia empresa tiene los medios humanos y materiales para realizar las actividades preventivas.
  • Servicio de prevención mancomunado: entre aquellas empresas pertenecientes a un mismo sector productivo o grupo empresarial o que desarrollen sus actividades en un polígono industrial o área geográfica limitada. 

¿Qué funciones tienen los servicios de prevención?

El asesoramiento y asistencia a la empresa, a los trabajadores y a sus representantes y a los órganos de representación especializados, en función de los tiempos de riesgo existentes, y en lo referente a los siguientes aspectos:

  • Diseño, implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales. 
  • La evaluación de riesgos que puedan afectar a la seguridad y salud de los trabajadores. 
  • La planificación preventiva, prioridades en la adopción de medidas preventivas y vigilancia de su eficacia. 
  • Información y formación a los trabajadores. 
  • Realización de planes de emergencia. 
  • Vigilancia de la salud periódica que se realiza a los trabajadores, en relación con los riesgos derivados del trabajo.

INCAPACIDAD TEMPORAL

¿Qué es la gestión por la mutua de la Incapacidad Temporal Común?

Consiste en que la mutua va a gestionar la prestación económica de Incapacidad Temporal, es decir, se encargará de pagar esta prestación a los trabajadores que se encuentra en situación de Incapacidad Temporal

Lo contrata la empresa, con la premisa de que la mutua que elijan deben ser la misma que gestionan las contingencias comunes.

Los representantes de los trabajadores pueden oponerse realizando un informe que entregarán a la Dirección de la empresa. Este informe no es vinculante.

¿Qué debe saber el trabajador?

El médico de familia es el único que tiene la facultad de dar la baja y, también, el alta.

A partir del día 16º de la baja laboral por contingencias comunes la mutua podrá requerir la presencia del trabajador para realizar reconocimientos médicos complementarios, pruebas médicas, etc. La presencia del trabajador es obligatoria ya que, si no acudimos, la mutua puede darnos de alta a efectos económicos perdiendo el derecho al subsidio con efectos del día siguiente al que debió efectuarse el examen o reconocimiento.

La mutua también tiene la capacidad de promover el alta médica del trabajador siendo la decisión final del médico de familia y, de forma excepcional, de la Inspección médica.

En el supuesto de que el periodo de vacaciones coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, parto o la lactancia natural o con el periodo de baja de maternidad de 16 semanas, ¿se pierde el derecho a disfrutar las vacaciones?

No, se tiene derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o la del disfrute del permiso de maternidad, al finalizar las 16 semanas de maternidad, aunque haya terminado el año natural a que corresponden.

PUENTE-GRÚA

¿Existe permiso oficial para el manejo de puente-grúa?

No existe un permiso oficial ni formación reglada en el manejo del puente-grúa; la única referencia se encuentra en lo que establece la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales, que indica:

  • Una formación adecuada y suficiente.
  • La formación debe abarcar la teoría y la práctica.
  • Se debe valorar la complejidad del puesto de trabajo.

En conclusión:

  • No existe una formación reglada en esta materia; la única referencia existente es lo que establece la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales.
  • El INSL, como la Inspección de Trabajo en determinados momentos, sí ha establecido criterios sobre cómo debe ser impartida esta formación.
  • Las empresas están exigiendo una formación acreditativa en el manejo del puente-grúa.
  • Recomendamos a los trabajadores que se dirijan a centros de formación homologados por el Servicio Navarro de Empleo (como Ifes).

PRESTACIÓN DE RIESGO DURANTE EL EMBARAZO

Esta prestación se produce cuando la trabajadora y el feto no tienen problemas de salud, pero el puesto genera un riesgo para cualquiera de ellos, y la empresa no puede eliminar ese tipo de riesgo o cambiar a la trabajadora a un puesto compatible con su estado. Este tipo de prestación es una baja profesional y la gestiona mutua.

¿Cuándo debe comunicarlo la trabajadora?

La trabajadora debe comunicar la situación de embarazo lo antes posible a la empresa, para que, en caso de existir riesgos en su puesto, se den los siguientes pasos. 

En el informe médico del Servicio Público de Salud que acredite que está embaraza solo debe constar la semana de gestación y la fecha posible de parto.

¿Qué cuantía económica tiene la prestación?

La prestación económica es del 100% de la base reguladora.

¿Qué obligaciones tiene la empresa?

  • Evaluación inicial de los puestos de trabajo: se deberán tener en cuenta los riesgos que afecten a la trabajadora embarazada; se debe informar a las trabajadoras que ocupen dichos puestos de estos riesgos; deberá existir una lista de puestos exentos de riesgo.
  • Adaptación del puesto: la empresa deberá adoptar las medidas necesarias para evitar la exposición de dichos riesgos. En caso de no ser posible, se plantearía el cambio de puesto.
  • Cambio de puesto: cambiar a la trabajadora embarazada a un puesto libre de riesgos.
  • Prestación por riesgo durante el embarazo: esta prestación se tramita cuando existan riesgos en el puesto de trabajo y el punto 2º y 3º no sean posibles.

Para tramitar el procedimiento, ¿dónde debo recoger la documentación y de qué documentos debo acompañarla?

Los impresos para esta prestación se deben recoger en la mutua y se acompañan de la siguiente documentación:

  • DNI de la trabajadora.
  • Informe médico del Servicio Público de Salud que acredite que está embaraza. Solo debe constar la semana de gestación y la fecha posible de parto
  • Declaración o certificado empresarial en el que consten los riesgos para la embarazada en su puesto de trabajo. (Evaluación de riesgos específicos para la maternidad, tareas que realiza la embarazada, condiciones del puesto, etc.)
  • Certificado de riesgo para maternidad por parte de la mutua, que certifique que existe riesgo; declaración o certificado empresarial en el que conste si es posible reubicarla y si no es así, la fecha de la prestación.
  • Documento en el que conste la base reguladora por contingencias profesionales.

¿Cuánto tiempo puede pasar hasta que te conceden la prestación?

Una vez que dispone de toda la documentación, la mutua tiene un plazo de 30 días, contados desde la recepción de la solicitud de la interesada, para resolver la prestación.

¿Qué ocurre si estás de baja común, durante la tramitación de la prestación por riesgo?

Si te encuentras de baja por enfermedad común, la mutua no va a tramitar la prestación por riesgo, ya que al no estar trabajando el riesgo en el puesto de trabajo no existe.

VIGILANCIA DE LA SALUD

¿Qué es la vigilancia de la salud?

Conjunto de actuaciones sanitarias colectivas e individuales que se aplica a la población trabajadora con la finalidad de evaluar, controlar y hacer un seguimiento de su estado de salud, con el fin de detectar signos de enfermedades derivadas del trabajo y tomar medidas para reducir la probabilidad de daños o alteraciones de la salud.

¿Es obligatoria?

Se realiza voluntariamente bajo el consentimiento del trabajador, existen una serie de excepciones en las que puede ser obligatorio para el trabajador.

Excepciones por las que los reconocimientos son obligatorios:

  • Cuando son indispensables para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores. 
  • Cuando el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para él mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionados con la empresa. 
  • Cuando quede establecido por una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

¿La empresa tiene obligación de ofrecer los reconocimientos médicos?

Sí, es obligatorio por parte de la empresa ofrecerlos periódicamente al trabajador.

¿Se debe hacer dentro del tiempo de trabajo?

Sí, se debe hacer dentro de la jornada laboral; en caso de que se realice fuera, el tiempo invertido debe ser compensado.

FORMACIÓN EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES (LPRL, art. 19)

¿En qué consiste?

Es la formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia de prevención de riesgos laborales, tanto en el momento de la contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo.

La formación deberá estar centrada específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador, adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos, y repetirse periódicamente, si fuera necesario.

¿Es obligatoria?

SÍ. El trabajador está obligado a seguir las enseñanzas que le facilite el empresario en cualquier momento de su vida laboral.

¿Cuándo se ha de realizar la formación?

El tiempo de formación se considera como tiempo de trabajo, por lo que es preferible que dicha formación sea impartida en horario laboral. En el caso de que la formación sea impartida por imposición legal o por decisión del empresario, las horas invertidas en dicha formación serán compensadas descontándolas de la jornada de trabajo.

¿QUÉ RIESGOS SE HAN DE EVALUAR? (LPRL, art. 16)

El empresario deberá realizar una evaluación inicial de los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores, teniendo en cuenta, con carácter general, la naturaleza de la actividad, las características de los puestos de trabajo existentes y de los trabajadores que deban desempeñarlos.

Igual evaluación deberá hacerse con ocasión de la elección de los equipos de trabajo, de las sustancias o preparados químicos y del acondicionamiento de los lugares de trabajo. La evaluación inicial tendrá en cuenta aquellas otras actuaciones que deban desarrollarse de conformidad con lo dispuesto en la normativa sobre protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

¿Cuándo se ha de revisar la evaluación de riesgos?

La evaluación será actualizada cuando cambien las condiciones de trabajo y, en todo caso, se someterá a consideración y se revisará, si fuera necesario, con ocasión de los daños para la salud que se hayan producido.

Cuando el resultado de la evaluación lo hiciera necesario, el empresario realizará controles periódicos de las condiciones de trabajo y de la actividad de los trabajadores en la prestación de sus servicios, para detectar situaciones potencialmente peligrosas.

EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL (EPI)

Los Equipos de Protección Individual son aquellos que protegen a un trabajador de determinado riesgo. Se ha de tratar siempre de utilizar protecciones colectivas en lugar de los EPI, ya que éstas eliminan o minimizan el riesgo a todos los trabajadores.

¿Qué es un EPI?

Es el equipo que debe llevar o sujetar el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin. 

Quedan excluidos de esta definición la ropa de trabajo o los uniformes no destinados a proteger la salud o integridad física (por ejemplo, buzos, batas, etc.).

Son considerados EPI desde cascos de seguridad, calzado de seguridad, gafas, guantes, hasta cremas protectoras y antimosquitos, o arneses anticaídas.

Obligaciones del empresario

  • Determinar los EPI necesarios en función de los riesgos en cada puesto de trabajo.
  • Elegir los EPI más adecuados para evitar cada uno de los riesgos, consultando con los trabajadores o sus representantes.
  • Proporcionar los equipos a los trabajadores gratuitamente y reponerlos cuando sea necesario.
  • Informar y formar a los trabajadores sobre el uso y mantenimiento de los trabajadores.
  • Velar por un correcto uso y mantenimiento por parte de los trabajadores.

Obligaciones de los trabajadores

  • Utilizar y cuidar correctamente los Equipos de Protección Individual.
  • Colocar el Equipo de Protección Individual después de su utilización en el lugar indicado para ello.
  • Informar de inmediato de cualquier defecto, anomalía o daño apreciado en un EPI, que pueda entrañar una pérdida de su eficacia.

DELEGADOS DE PREVENCIÓN

¿Qué son los delegados de prevención?

Los delegados de prevención son los representantes de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos laborales.

Derechos de los delegados de prevención

Los delegados de prevención tienen atribuida una lista de derechos y, además, en las empresas con menos de 50 trabajadores asumen las funciones que la ley atribuye a los Comités de Seguridad y Salud (LPRL, art. 36.1).

Inspección: visitar los lugares de trabajo y comunicarse con los trabajadores para vigilar y controlar las condiciones de trabajo, así como acompañar a los técnicos de prevención y a los inspectores de trabajo en sus visitas a la empresa (LPRL, art. 36.2.e y 36.2.a).

Cuando concurran varias empresas en un mismo centro de trabajo, los delegados de prevención de la empresa titular podrán acompañar a los inspectores de trabajo así como realizar visitas, comunicándose con los delegados de prevención de las otras empresas o, en su defecto, con los trabajadores, en los temas referidos a la coordinación empresarial (RD 171/2004, art. 15.3).

Información: recibir la información y la documentación de la que el empresario debe disponer obligatoriamente: plan de prevención, evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva, resultados de los controles periódicos y estadísticas de la vigilancia de la salud de los trabajadores, relación de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que hayan causado una incapacidad laboral superior a un día. Además, deben ser informados de la incorporación de trabajadores de Empresas de Trabajo Temporal para extender a ellos su labor de protección y cuando se concierte un contrato de prestación de obras o servicios entre empresas. En relación con el Servicio de Prevención, tienen derecho a ser informados de la memoria y programación anual de sus actividades, así como a los informes de las auditorías. La Inspección de Trabajo debe informar también de sus actuaciones a los delegados de prevención y de los requerimientos formulados al empresario (LPRL, art. 36.2.b, 28.5, 39.2.d, 43.2 y 40.3; RD 216/1999, ETT; RD 171/2004, art. 15.1 y RSP art. 20.2).

Asesoramiento: según la ley, la función de los Servicios de Prevención es la de asesorar tanto al empresario como a los trabajadores y sus representantes por lo que los delegados de prevención deben poder acudir a estos servicios para solicitar asistencia técnica (LPRL, art. 31.2).

Consulta: el empresario deberá consultar, con la debida antelación, cualquier acción que pueda repercutir significativamente en la salud de los trabajadores y específicamente todas las decisiones relativas a los siguientes aspectos (LPRL, arts. 36.1.c y 33 / RSP, arts. 1.2,3.2 y 16.2):

  • Organización del trabajo e introducción de nuevas tecnologías.
  • Organización del sistema y planes de prevención.
  • Modalidad del Servicio de Prevención y concertación de la actividad preventiva.
  • Procedimiento de evaluación de riesgos que se utiliza en la empresa.
  • Plan de seguimiento y control de las medidas preventivas.
  • Tipo de pruebas de vigilancia de la salud.
  • Designación de trabajadores encargados de las medidas de emergencia.
  • Procedimientos de información a los trabajadores.
  • Elaboración de la documentación obligatoria sobre salud y seguridad.
  • Proyecto y organización de la formación en materia preventiva.

Propuesta: pueden formular propuestas al empresario y al Comité de Seguridad y Salud recabando la adopción de medidas de prevención y de mejora de los niveles de seguridad y salud. La decisión negativa del empresario a estas propuestas tendrá que ser motivada (LPRL, art. 36.2.f y art. 36.4)

Denuncia: acudir a la Inspección de Trabajo cuando consideren que las medidas adoptadas por el empresario no son suficientes para garantizar la salud y seguridad en el trabajo (LPRL, art. 40.1).

Paralización de trabajos: en caso de riesgo grave e inminente, los delegados de prevención pueden acordar la paralización de trabajos, por mayoría de sus miembros, cuando no sea posible reunir con la urgencia necesaria al órgano de representación del personal (LPRL, art. 36.2.g y 21.3). También ha de paralizar el trabajo en caso de accidente mortal o grave.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud