948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Varón, de 25 a 44 años, licenciado universitario y con Europa como destino, perfil del nuevo emigrante navarro

22/02/2013 | UGT

Varón, de 25 a 44 años, licenciado universitario y con la Unión Europea como destino, es el perfil del nuevo emigrante navarro, y que forma parte del fenómeno que se ha denominado fuga de talento, según un informe elaborado por el Gabinete de Estudios de la UGT de Navarra, basado en el análisis cuantitativo de datos relativos a movilidad y en el análisis cualitativo de grupos de discusión y entrevistas en profundidad a expertos y, en especial, en relatos o historias de vida de personas emigrantes.

El informe señala que 771 personas salieron de Navarra al extranjero en 2011, según la Estadística de Variaciones Residenciales (EVR), que publica el Instituto Nacional de Estadística. 476 de ellas eran personas nacidas en Navarra, 248 hombres y 228 mujeres, dato que implica un aumento del 235,2% respecto a 2005 y que no ha dejado de incrementarse desde entonces, salvo de 2008 a 2009, cuando descendió un 4,8%. 

Por grupos de edad, en 2011 se registraron 200 variaciones residenciales de 0 a 14 años, frente a las 159 de 25 a 44 años. En los diez años analizados (de 2002 a 2011), el grupo de edad de 25 a 44 años ha protagonizado la emigración navarra, pero a partir de 2010 es superado por el tramo de 0 a 14 años, cambio debido a que en estos tiempos de recesión económica las personas optan por emigrar con toda la familia. Por último, una de cada dos personas que variaron su residencia era de Pamplona y el 19,33%, de Tudela y, en lo que se refiere a los países de destino, los navarros prefirieron Reino Unido, Ecuador, Francia, Estados Unidos y Alemania.

En lo que se refiere a perfiles más demandados por países de la UE, Alemania cuenta con 400.000 ofertas de empleo en la Red Eures (el portal de empleo de la movilidad profesional en Europa), relacionadas principalmente con la ingeniería mecánica y automotriz, la metalurgia, la mecatrónica, la electricidad o la construcción, así como con los ámbitos de la salud, el turismo y la hostelería. Por su parte, Reino Unido cuenta con 300.000 ofertas de la Red Eures relacionadas con la ingeniería civil, el sector energético, la salud, la atención a personas, las nuevas tecnologías y los transportes. En cuanto a Francia, con 60.000 ofertas, precisa profesionales de la electricidad y la electrónica, la hostelería, el turismo, la ingeniería mecánica y metalúrgica, la informática, la salud o la construcción. En busca del primer empleo o una mejora profesional

En líneas generales, se distinguen dos tipos de perfiles profesionales afectados por el objeto de estudio:

Profesionales de los ámbitos social, educativo y de la salud, la mayoría jóvenes recién licenciados, desempleados y sin experiencia que no encuentran trabajo y que, además, necesitan cualificarse más, especializarse y, evidentemente, adquirir experiencia laboral

. Carreras profesionales relacionadas con el mundo productivo y empresarial, perfiles técnicos, como ingenieros, informáticos o arquitectos, que hasta hace poco tiempo tenían un alto porcentaje de incorporación en el mercado laboral, una vez acabados sus estudios. Los recién licenciados, en especial, no encuentran un empleo acorde con su cualificación y optan por emigrar. La mayoría de las personas entrevistadas han preferido Europa como destino, evidentemente por cercanía y porque es donde más ofertas laborales han surgido o donde la información de éstas es más accesible.

 Los destinos más frecuentes de los profesionales de los ámbitos social, educativo y sanitario son los servicios de salud de Reino Unido, Francia, Alemania y Países nórdicos, si bien otros han apostado por el mundo de la cooperación internacional en países de África o América. Por otra parte, Alemania y los países del Este son los destinos favoritos para los técnicos del ámbito industrial, como los ingenieros industriales y de telecomunicaciones, informáticos y arquitectos, mientras que América del Norte, especialmente Estados Unidos y Canadá, atrae las migraciones del campo de la investigación. Por último, emigrar a América del Sur resulta muy atractivo porque son países con fuerte crecimiento económico, hay menos competencia, menos personas con estudios superiores y resulta más fácil adaptarse al trabajo y al estilo de vida al compartir el idioma y no haber demasiadas diferencias culturales.

Barreras para salir y retornar

Entre las barreras que se encuentran quienes desean emigrar, al idioma y los problemas burocráticos para homologar y convalidar titulaciones entre países, se suma una propiamente foral: los jóvenes navarros son los menos dispuestos a la movilidad en el conjunto del Estado. Así, un 53% de los jóvenes de nuestra Comunidad estarían dispuestos a cambiar de país para conseguir trabajo, frente al 65% de las personas de entre 18 y 25 años de España que lo harían. Otro de los principales problemas para la movilidad es el desconocimiento de la población navarra de todas las opciones existentes, ya que no se difunden de forma suficiente.

No hay que olvidar, tampoco, las dificultades para el retorno. Muchas veces se potencia la movilidad mediante becas y ayudas, pero no el retorno, por lo que se pierde un talento que no repercute en Navarra y puede provocar la ruptura de la unidad familiar. La mayoría de las personas manifiestan abiertamente que quieren volver, tarde o temprano. Pero no saben cómo, con qué trabajo y en qué condiciones. Existe mucha incertidumbre y predomina un sentimiento de miedo a volver porque las expectativas son malas a corto plazo.

Por otra parte, las empresas navarras, las entidades y los centros educativos y de investigación no son capaces de atraer y retener el talento necesario para el desarrollo de nuestra Comunidad. A pesar de todo, y por norma general, la valoración personal de la experiencia migratoria es positiva. A la hora de hacer balance, los emigrados sienten que los esfuerzos y los sacrificios han merecido la pena porque han mejorado a nivel profesional y se han enriquecido en lo personal. Cabe destacar, no obstante, algunos casos de personas que no han podido adaptarse al país de destino y han tenido que regresar, sobre todo, de los países asiáticos, donde las diferencias culturales y lingüísticas son más importantes. Propuestas Retener y captar el talento necesario para el desarrollo de nuestra Comunidad exige, en primer lugar, que la Administración planifique una estrategia de movilidad internacional para optimizar recursos y acciones, y que realice un diagnóstico de las necesidades de formación del talento, en función de áreas prioritarias de Navarra y por perfiles profesionales, para aprovechar, con la mayor rentabilidad posible, el conocimiento que se adquiere en la emigración y que se puede transmitir a la vuelta.

Navarra debe invertir en proyectos y programas internacionales que fomenten la movilidad a los centros de mayor prestigio en áreas estratégicas de nuestra Comunidad y mantener las becas de formación internacional y las ayudas a la movilidad, proporcionales a la situación económica de cada beneficiario o de su unidad familiar, incluso en los periodos de recesión. Asimismo, es imprescindible mejorar nuestro sistema educativo y formativo, para desarrollar competencias lingüísticas desde la base educativa, por un lado, y mantener una constante interacción con las necesidades reales de las empresas, por otro.

Debemos evitar que los mejores profesionales en los ámbitos o sectores estratégicos emigren, creando un entorno para que puedan conseguir un empleo y una formación especializada en nuestra Comunidad o facilitando las posibilidades de establecer su propio negocio en Navarra. Fundamental es también crear un servicio público que identifique a los profesionales que se hallan en el extranjero y quieren volver a Navarra, para informarles en cada momento de las ofertas de empleo y realizar una labor de intermediación entre la empresa y la persona. Estas personas deberían contar con un apoyo económico y profesional, en el periodo de transición hasta la búsqueda de empleo y de residencia. Un plan de acogida hasta que se adapten a su nueva situación. Esta tarea precisa de la colaboración entre la Administración, las empresas y los centros educativos y de investigación, así como entre los profesionales de un mismo ámbito, y del uso rentable de las nuevas tecnologías y las redes sociales, tanto para unir la oferta y la demanda de empleo, como mejorar la accesibilidad de las ofertas en la red.

 También es básico preparar a los centros de empleo para que ofrezcan mayor orientación y asesoramiento, no sólo a los que quieren retornar, sino también a las personas que van a emigrar en el futuro. Para ello, es preciso ampliar los recursos en los centros de orientación que gestionan ofertas de empleo y formación en el exterior, en coherencia con el aumento progresivo de estas necesidades. Así, a la hora de diseñar los planes y servicios de orientación a la movilidad hay que contar con toda la información necesaria, incluida la opinión y la experiencia del usuario final (personas que se van, que están fuera o que han vuelto), para conocer sus problemas, oportunidades, puntos fuertes y aspectos que se deben mejorar. Y se debe informar, de forma clara y sencilla, de los recursos para la movilidad por parte de los diversos organismos públicos, los centros de investigación, empresas internacionales, etc., mediante los mecanismos de difusión más cercanos a los posibles beneficiarios de la movilidad y adaptados a la información que necesitan en función de sus diferentes países de destino.

Proyecto Integral de Orientación y Asesoramiento

 Para dar respuesta a la creciente demanda de información sobre las oportunidades de empleo en el extranjero, el Servicio de Empleo de la UGT está desarrollando un Proyecto Integral que proporcionará, a posibles interesados en la movilidad a otros países, orientación y asesoramiento sobre los perfiles más demandados y sus condiciones de acceso.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud