948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La Unión General de Trabajadores reclama al Gobierno un plan de recuperación del empleo de calidad

28/07/2014

La UGT celebra en el día de hoy su Consejo Confederal en Madrid, un Consejo que, como ha señalado el Secretario de Acción Sindical de la organización, Toni Ferrer, se ha centrado en “analizar el actual proceso de comunicación y conversaciones con el Gobierno, que tiene su hito en la reunión entre Mariano Rajoy y los interlocutores sociales mañana, la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la reforma laboral y la actual situación económica”.

En relación al diálogo social, Toni Ferrer, ha manifestado que la reunión en Moncloa “seguirá la línea abierta en el encuentro del pasado 18 de marzo. Nuestro eje principal va a ser el empleo, ya que se cuente como se cuente, un país con 5,6 millones de desempleados tiene que tener como máxima prioridad reducir el desempleo y dar nuevas oportunidades de creación de empleo”.

“De los datos de la EPA se deduce que nos harían falta 10 años para volver a la situación de tasa de paro anterior a la crisis, algo intolerable y que no se puede permitir”.

Por ello, “UGT quiere priorizar el empleo a través de un plan de recuperación del mismo en el que se desarrollen políticas de orientación, intermediación, formación y estímulo a la contratación”.

“El Gobierno no puede postergar más este objetivo. De esta manera, debería poner sobre la mesa una dotación presupuestaria adicional para el cuarto trimestre de este año y para el año siguiente, con el fin de crear empleo digno y con derechos”.

Además, “tiene que crear un sistema de protección de carácter urgente, porque ya hay 770.000 hogares con todos sus miembros sin ingresos laborales. Esto no es el Plan Prepara, que ya ha demostrado su insuficiencia, sino que hay que pensar más en las personas que tienen cargas familiares en esos hogares”.

Junto con estos compromisos de empleo y protección, Toni Ferrer ha señalado que también se abordarán temas referentes a la “formación, a la mejora de la protección social, al cambio de modelo productivo, ya que todo el empleo creado se centra en el sector servicios, obviando los demás, a la sanidad, los servicios sociales y la negociación colectiva”.

En este sentido, “es necesario, entre otras cuestiones, que el Gobierno reabra la mesa de las Administraciones Públicas para tratar el tema de los salarios, el empleo, el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público y la flexibilidad interna y la dualidad, con el fin de contrarrestar la destrucción de empleo”.

En definitiva, un “calendario ambicioso y urgente que tenga reflejo en las prioridades de los Presupuestos Generales del Estado y en la reforma fiscal, ya que si no hay ingresos suficientes no será posible abordar estos temas”.

Para la Unión General de Trabajadores, el papel del diálogo social tiene que ser el de “motor que impulse la recuperación, pero una recuperación diferente a la actual, que no aumente las desigualdades, que no cree empleo precario ni lleve consigo menos cohesión social. El diálogo social tiene que servir para que la recuperación sea sólida, justa y con políticas de redistribución”.

El Tribunal Constitucional no ha estado a la altura del papel que le atribuye la Constitución

En relación a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la reforma laboral, Toni Ferrer ha considerado que este tribunal “ha decepcionado a los trabajadores de este país, porque no ha estado a la altura del papel que le atribuye la Constitución. Ha consagrado una interpretación de las normas alejadas de la propia Constitución y posicionándose al lado de intereses particulares, que quieren que se precarice el empleo en nuestro país a través del despido gratuito y sin causa o que se le de todo el poder al empresario para no aplicar los convenios, entre otras cuestiones”.

Pero “UGT y CCOO vamos a actuar. Esta reforma seguirá rechazándose. Esta sentencia no cierra ninguna de las puertas y ahora serán los tribunales ordinarios, desde el juzgado de lo social de cualquier localidad hasta el Tribunal Supremo, los que van a tener que decidir sobre la legalidad o no de esta reforma desde la perspectiva del ámbito internacional, de los compromisos que tiene adquiridos nuestro país, como son los convenios de la Organización Internacional del Trabajo y la Carta Social Europea”.

“La segunda línea de actuación será a través de la negociación colectiva”, ha manifestado. “Es necesario buscar fórmulas pactadas que eviten la conflictividad y los litigios que genera la reforma laboral y que la sentencia del Tribunal Constitucional ha venido a aumentar”.

Además, “ya estamos estudiando actuaciones ante la propia OIT, ante la Corte de Justicia Europea y el Comité de Derechos Humanos”.

Los salarios deben crecer para aumentar la demanda interna y crear empleo

Toni Ferrer se ha referido también al estado actual de la Negociación Colectiva. “Se están haciendo trabajos, en una fase ya avanzada, sobre el análisis de la situación actual, un diagnóstico compartido, y sobre la evolución de las rentas”.

Además, “los interlocutores sociales ya hemos consensuado un guion de materias a abordar a partir de septiembre. Nosotros hemos apostado por hacer crecer los salarios para que aumente la demanda interna y se cree empleo, porque los salarios han perdido poder adquisitivo y hay que recuperarlo. Pero el nuevo acuerdo no debe centrarse únicamente en este ámbito, sino que hay que centrarse en el empleo y en que la negociación colectiva contribuya a crear empleo de calidad”.

Por ello, es necesario “reforzar la negociación colectiva. Vamos a buscar fórmulas para que los convenios sectoriales jueguen un papel importante a la hora de vertebrar la negociación colectiva, buscar fórmulas ante posibles situaciones de vacíos de cobertura (porque decaiga la ultractividad) y fomentar la flexibilidad negociada ante la flexibilidad impuesta que ha dado la reforma”.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud