948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Toni Ferrer (PSOE) anuncia en una conferencia de la UGT de Navarra la intención del Gobierno de abrir un diálogo con patronal y sindicatos para una reforma global del Estatuto de los trabajadores

14/12/2018

El secretario de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, Toni Ferrer, anunció el pasado jueves la intención del Gobierno de iniciar un proceso de discusión con patronal y sindicatos para llevar a cabo una reforma global del Estatuto de los Trabajadores. Así mismo, informó que en breve el Gobierno cumplirá el compromiso de derogar la reforma laboral en los aspectos que afectan a la negociación colectiva.

Ferrer hizo estas declaraciones en la conferencia 'Reformas del Mercado Laboral y del Sistema Público de Pensiones, organizado por la UGT de Navarra con motivo de los actos de celebración del 130º aniversario de la fundación del sindicato. Una conferencia que contó también con la presencia de Santos M. Ruesga, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid.

El dirigente socialista explicó que, antes de finalizar el año o en los primeros días de 2019, el compromiso del Ejecutivo central es sacar adelante las medidas pactadas con Unidos Podemos para "derogar los aspectos que afectan a la negociación colectiva de la reforma laboral" y que en estos momentos están en la Mesa del Diálogo Social. Medidas orientadas, destacó, a "fortalecer la negociación colectiva, recuperar el papel del convenio sectorial que quedó debilitado por el convenio de empresa que hizo la reforma laboral del PP, recuperar la ultractividad de los convenios, todo lo referente a las suspensiones temporales de empleo, y fortalecer la contratación indefinida".

Igualmente, avanzó que a partir de principios de 2019 "se va a abrir la discusión del diálogo social con la patronal y sindicatos para producir una reforma global del Estatuto de los Trabajadores" y "en paralelo se creará una comisión de expertos para su redacción".

Iniciativas, recalcó, que "van a requerir del conjunto del consenso parlamentario" porque "la aritmética parlamentaria va a ser muy importante". En este sentido, manifestó que "va a depender de que las fuerzas nacionalistas que apoyaron la moción de censura" apoyen "esta agenda social" que "es necesaria para recuperar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores de este país".

Toni Ferrer puso en valor la "agenda del cambio" presentada en el Congreso por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que busca "impulsar un modelo de crecimiento más sostenible y más justo en el que actúe en fortalecer el Estado de Bienestar" con medidas como la revisión de las pensiones conforme al IPC y "erradicar aspectos que hoy en día en la Seguridad Social van en contra los actuales y futuros pensionistas como es el factor de sostenibilidad".

Entre otras medidas destacó las orientadas a "fortalecer y recuperar el sistema de dependencia", como la recuperación la cotización de los cuidadores de las personas dependientes, o el Plan Director por el Empleo Digno para "actuar sobre el empleo que en nuestro país está caracterizado por ser empleo precario, temporal, estacional, con bajos salarios, que actúan con la desigualdad y generan pobreza laboral".

También se refirió al plan de choque para el empleo juvenil que pretende que del 1 de enero de este próximo año hasta 2023 se reduzca la tasa de paro en 10 puntos y que anualmente se aumente la contratación indefinida de jóvenes en 15 puntos, y que va a estar dotado con 2.000 millones de euros, el impulso del contrato relevo para el sector industrial, que podría ampliarse a otros sectores, el proyecto de impulso de la competitividad y el decreto del aumento del salario mínimo a 900 euros que va a afectar a cerca de 1.200.000 trabajadores.

"LOS INGRESOS DEBEN AUMENTAR PARA AFRONTAR EL GASTO EN PENSIONES"

Por su parte, Santos M. Ruesga, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid, indicó que "hay que entender que los ingresos del Estado tienen que incrementarse para hacer frente a la contingencia de más gasto en pensiones".

Ruesga valoró el acuerdo alcanzado en el marco del Pacto de Toledo para volver a la revisión de las pensiones conforme al IPC y que "debe materializarse en una reforma concreta". Al respecto, hizo un llamamiento a "aprovechar la coyuntura para hacer una reforma de mayor calado, pensando en que en los próximos años podemos tener problemas en cuanto a la financiación y la carga del sistema público de pensiones sobre el erario público".

En este sentido, se mostró partidario de "ampliar los ingresos que se utilizan para financiar el sistema público de pensiones y dotarle de una financiación suficiente, para que no tengamos que estar año a año abordando el incremento de gasto que se está produciendo y se va a producir en el futuro".

Para conseguir este aumento en la financiación apostó por potenciar "el empleo en general" ya que "la vía de financiación más importante son las cotizaciones de Seguridad Social que dependen del volumen de empleo y de los salarios".

"Desgraciadamente estamos en una situación económica con una recuperación a medias, todavía no hemos alcanzado las horas de trabajo que teníamos en 2007" que "es la base para que las cotizaciones crezcan: que se trabajen más horas y con salarios medios más elevados",lamentó.

Santos M. Ruesga afirmó que "en los próximos años, con ese incremento de mejores salarios y de más empleo, no cubriríamos el incremento de gasto que venga derivado por razones de tipo demográfico" porque "va a crecer bastante en los próximos 10-15 años el volumen de pensionistas y a más ritmo que el volumen de empleo".

"Vamos a tener que pensar en una financiación del sector público mayor al sistema de pensiones y, por lo tanto, hay que entender que los ingresos del Estado tienen que incrementarse para hacer frente a la contingencia de más gasto en pensiones pero también a otras de política social como sanitaria o de educación", remarcó.

"Un país que está en un nivel de presión fiscal y de ingresos públicos del conjunto del Estado sobre el PIB bastante por debajo de la Unión Europea tiene que pensar que, si quiere situarse en los estándares de las sociedades más modernas en materia de prestaciones sociales, tiene que aumentar los ingresos públicos", concluyó.

UN SINDICATO CON PROFUNDAS RAÍCES EN NAVARRA

Durante la presentación del acto, el Secretario General de la UGT, Jesús Santos, recordó que “somos el sindicato con una historia más dilatada de cuantos existen actualmente en España y en Navarra, un sindicato que nació en el siglo XIX, atravesó todo el siglo XX y se ha plantado en el siglo XXI como una organización fundamental de la clase trabajadora”.

Santos señaló que en estos tres siglos de historia, “varias generaciones de trabajadoras y trabajadores se han entregado a la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad, en muchos casos con el altísimo coste de perder su vida en defensa de estos nobles ideales” y recordó y homenajeó a los más de 1.300 hombres y mujeres afiliados a la UGT, que fueron asesinados en Navarra tras el golpe de julio de 1936.

“Nos los arrebataron brutalmente –dijo-, pero dejaron profundas raíces en esta tierra, sobre las que volvieron a brotar nuestras siglas en las postrimerías del franquismo, para convertirse, tras la legalización de las organizaciones sindicales, en la primera fuerza sindical de Navarra en los años 80 de pasado siglo, condición de sindicato mayoritario que hemos mantenido ininterrumpidamente hasta nuestros días”.

Afirmó que en estos 130 años, “la UGT ha sido fundamental para humanizar el trabajo, reducir paulatinamente la jornada laboral, prohibir el trabajo infantil, promover la seguridad e higiene en el trabajo, mejorar los salarios, favorecer la incorporación al trabajo de las mujeres, aunque todavía estemos luchando para que sea en igualdad de condiciones con los hombres. Fue fundamental para extender la educación entre los trabajadores, para lograr el acceso a la universidad de sus hijos, promover la salud pública, los servicios públicos básicos y la protección social”.

Así mismo, Santos recordó que la UGT jugó “un papel decisivo en el restablecimiento de la libertad y la democracia en nuestro país, al que contribuimos a dotar de un marco de relaciones laborales moderno, basado en el diálogo la negociación y el acuerdo”.

Y finalizó señalando que “ hemos consolidado el modelo de diálogo social y concertación propiciado tras la II Guerra Mundial por el sindicalismo europeo, convertido en un pilar imprescindible del Estado de Bienestar que alumbró, mediante el pacto social, aquella Europa de la postguerra, y que pretendemos adaptar a los tiempos actuales y proyectar hacia el futuro”.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud