Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

¿Por qué siempre pagan los mismos?

30/05/2017 | Gorka Martínez, Secretario General de FeSM-UGT

No creo que haya nada más duro que estar estos días en la piel de los trabajadores y trabajadoras de Mediterránea de Catering, que, como siempre, van a acabar siendo los paganos y las paganas de las decisiones políticas que se toman desde el poder, de manera acertada o no, pero que siempre acaban dejando importantes daños colaterales.

Ya les fue difícil hace cuatro años a estos trabajadores asumir las “iras” de parte de la sociedad, por la desacertada y errónea decisión de privatizar un servicio que nunca debía haber dejado de ser público, como el tiempo ha demostrado.

Trabajadores y trabajadoras que tuvieron que defender su profesionalidad, puesta en cuestión día sí y otro también en todos los altavoces mediáticos posibles, cuando únicamente eran personas que querían trabajar y tuvieron su oportunidad de hacerlo, al margen de sus ideas políticas y de su opinión acerca de las decisiones que se habían tomado.

No tuvieron culpa alguna de los despidos que en 2013 supuso la privatización del servicio de cocinas de los Hospitales, por parte del anterior Gobierno de UPN. Solamente fueron profesionales en el desempeño de las funciones que la empresa les encomendaba. Y continuaron siéndolo durante cuatro años, hasta el mismo día que se enteraron, por los medios de comunicación, que sus contratos se iban a extinguir en quince días y que 126 personas se quedaban en la calle.

Con aquella noticia dio comienzo un infierno que, tras esa macabra cuenta atrás les ha llevado irremediablemente al desempleo. Porque, después de darlo todo, ven como les dejan a los pies de los caballos en medio de un fuego cruzado entre Mediterránea de Catering, que les tiene contratados, y la Administración, con una serie de términos jurídicos y legales que no alcanzan a comprender. Sólo ven como nadie quiere ni despedir, ni subrogar, ni mucho menos pagar la indemnización que legalmente les corresponde, por estar más de cuatro años dándolo todo y más, para conseguir el mejor servicio posible.

Su vida laboral se ha visto truncada de la noche a la mañana y se ven a día de hoy envueltos en un escenario de incertidumbre que les va a obligar a dar una serie de batallas legales para poder conseguir lo que les pertenece o, cuando menos, para poder acceder a una prestación por desempleo que les permita subsistir estos meses. La Administracion y Mediterránea de Catering tienen una responsabilidad con estos 126 trabajadores de las cocinas del Complejo Hospitalario y deben dar una solución ya.

Pero esta triste historia debería servir para que los gobiernos de turno actuaran teniendo en cuenta que detrás de sus decisiones hay personas y familias, a las que no se puede dejar tiradas. Que las decisiones políticas de internalizar y externalizar servicios públicos se pueden llevan por delante empleos y proyectos de vida. Y que en Navarra no deberían volver a producirse más casos como el de Mediterránea de Catering.

Gorka Martínez, Secretario General de FeSM-UGT de Navarra

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud