948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT saluda la apuesta del Parlamento de Navarra por el diálogo social y critica el cinismo de ELA y LAB, que reciben cuantiosas subvenciones de los gobiernos vasco y español

06/11/2014

La UGT valora la aprobación de la ley que crea el Consejo de Diálogo Social como una apuesta del Parlamento por dar estabilidad al marco de relaciones laborales y concertación social que venimos construyendo en Navarra desde 1995, y critica el cinismo de ELA y LAB, que alardean de autofinanciación cuando reciben cuantiosas subvenciones de los gobiernos vasco y español.

La UGT subraya que la experiencia de concertación social en Navarra ha tenido claros beneficios para los trabajadores y para el conjunto de la sociedad, ya que ha servido para crecer por encima de la media española en los momentos de auge económico y en circunstancias de crisis, para minimizar sus efectos, especialmente los niveles de paro.

De los acuerdos firmados a partir de 1995, se ha derivado más crecimiento económico, más empleo, menos paro, buenos convenios colectivos, mejores servicios públicos, mayores prestaciones sociales y, en definitiva, mayor bienestar social. Es posible que este balance disguste al frente del NO, pero esta es la realidad que corroboran las estadísticas oficiales.

Estos resultados son los que justifican la creación del Consejo de Diálogo Social, que busca institucionalizar y dar estabilidad y permanencia a este modelo, canalizando las reivindicaciones sindicales y las propuestas empresariales, y estableciendo cauces de participación en todo lo relacionado con las políticas sociales, prestaciones, renta básica, protección social, lucha contra la pobreza, etc., cuestiones en las que las organizaciones sindicales más representativas tenemos el derecho y la obligación de intervenir.

La UGT respeta el posicionamiento de todos los grupos parlamentarios, especialmente las críticas respetuosas, pero considera paradójico, salvo que se refieran a ellos mismos, que el portavoz de Bildu hable de “desvergüenza parlamentaria”, que el de Aralar diga que se trata de “sostener a la casta” y tilde la ley de “excluyente, sectaria y antidemocrática” o que la portavoz del PP invite a los grupos que han votado a favor al “sonrojo”, porque “es una ley que quita el dinero a unos para dárselo a otros”. No utilizaron estos grupos semejantes calificativos cuando se crearon el Consejo Vasco de Relaciones Laborales o el Consejo de Diálogo Social de Castilla y León.

Y en cuanto a las críticas de ELA y LAB, que desde hace tiempo atacan más a los sindicatos de clase que a la patronal, simplemente cabe decir que son de un cinismo sin límites. Hace falta tener poca vergüenza para calificar la ley de “plan de rescate” para las organizaciones sindicales que van a participar en el Consejo de Diálogo Social, por contar con apoyo mayoritario de los trabajadores navarros en las elecciones sindicales, cuando en los últimos cinco años han recibido subvenciones de los gobiernos vasco y español por casi 7,5 millones de euros en el caso de ELA y más de 3 millones de euros en el de LAB.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud