948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Los salarios subieron en 2019 en Navarra 1,6 puntos por encima de los precios y la jornada anual se redujo en casi dos días, según el informe anual de la UGT

04/02/2020

Las trabajadoras y trabajadores navarros amparados por un convenio colectivo mejoraron en 2019 más de punto y medio el poder adquisitivo de sus salarios y vieron reducida su jornada laboral anual en casi dos días de trabajo de media respecto a la jornada pactada el año anterior, lo que representa un avance significativo de condiciones económicas y laborales. Estos los datos más relevantes del informe anual sobre desarrollo de la negociación colectiva que realiza la UGT y que han presentado en rueda de prensa el Secretario General, Jesús Santos, y la Secretaria de Política Sindical, Marisol Vicente.

A diciembre de 2019, estaban vigentes en Navarra un total de 372 convenios colectivos, que afectaban a 225.530 trabajadores y trabajadoras, lo que supone que un 92% de las personas asalariadas de nuestra Comunidad están protegidas por un convenio, ha destacado Marisol Vicente. Del total de estos convenios, 131 se registraron a lo largo del año 2019, que afectan a 57.281 trabajadores de 4.772 empresas.

El incremento salarial medio de los convenios registrados en 2019 fue del 2,41% (un 0,78% más que el año anterior) y la jornada laboral media anual pactada de 1.709,51 horas (14 horas menos que la jornada pactada el año anterior).

Por tanto, Navarra vuelve a situarse entre las Comunidades con mayor incremento salarial pactado, sólo superada por Baleares (3,17%), con una mejora del poder adquisitivo de los salarios de convenio de 1,61 puntos, teniendo en cuenta que el IPC de 2019 se situó en el 0,8%.

En lo referente a la jornada laboral anual, en 2019, Navarra, con 1.713,73 horas, 41,3 horas menos que la jornada media pactada a nivel nacional, se sitúa como segunda Comunidad con menor jornada tras el País Vasco (1.694,13).

Por ámbito funcional, en 2019, Navarra registró 15 convenios sectoriales, con una subida media del 2,58%, que afectan a 45.011 personas, y 116 convenios de empresa, con un incremento medio de 1,77%, que dan cobertura a 12.270 trabajadores y trabajadoras.

Para Marisol Vicente, “Navarra lidera la negociación colectiva cualitativa y cuantitativamente, y ello gracias, básicamente, a la actividad negociadora desplegada por la mayoría sindical que conformamos UGT y CCOO”.

Si observamos quién ha firmado los convenios colectivos vigentes en Navarra, vemos que la UGT ha suscrito 186 convenios (35 sectoriales y 151 de empresa), que dan cobertura a 203.056 trabajadores, el 90% de los afectados por un convenio colectivo en nuestra Comunidad”.

En segundo lugar, CCOO ha suscrito 152 convenios (27 sectoriales y 125 de empresa), para 200.172 trabajadores, el 89% del total.

Finalmente, ELA ha firmado 7 convenios sectoriales y 139 de empresa, que amparan a 29.025 trabajadores, el 13%, y LAB ha suscrito 5 convenios sectoriales y 96 de empresa para 45.342 trabajadores, el 20% del total.

LOS CONVENIOS SECTORIALES, CLAVES EN LA MEJORA SALARIAL Y LABORAL

“Parece evidente, ha afirmado Marisol Vicente, que somos UGT y CCOO quienes estamos asumiendo la responsabilidad de la negociación colectiva, sacando adelante, sin la aportación de ELA y LAB, prácticamente todos los convenios colectivos sectoriales, que protegen a la inmensa mayoría de los trabajadores y trabajadoras”.

“Por el contrario, ha dicho, ELA centra su actividad en la negociación de convenios de empresa, con escasa cobertura por número de trabajadores, incluso menor que los convenios de empresa suscritos por UGT y CCOO, y con peores condiciones salariales que las pactadas en los convenios de ámbito sectorial, como se desprende de los datos correspondientes al año pasado”.

Hay que destacar que en los últimos 8 años, desde la aprobación de la reforma laboral, en la que se ha dado prioridad aplicativa al convenio colectivo de empresa, se han firmado en Navarra más convenios de empresa (151) que en los últimos 31 años anteriores (123).

Sin embargo, este aumento no tiene su reflejo en la cobertura a trabajadores y trabajadoras, ya que los 151 convenios firmados desde 2012 engloban a 32.737 trabajadores y trabajadoras, resultando una media de 209 trabajadores por empresa, mientras que los 123 convenios negociados entre 1981 y 2011 dan cobertura a 22.657 trabajadores y trabajadoras, con una media de 283 trabajadores por empresa.

Además, esto no ha significado que las condiciones negociadas en los convenios de empresa hayan mejorado las establecidas en los convenios sectoriales.

“Por tanto, y como conclusión, ha señalado Vicente, creemos imprescindible seguir defendiendo la negociación sectorial y la prevalencia aplicativa del convenio de sector sobre el convenio de empresa, frente al objetivo buscado por la reforma laboral de 2012, por ser el marco más idóneo y más eficaz para garantizar las mejores condiciones laborales al mayor número de trabajadoras y trabajadores”.

La UGT va a seguir exigiendo al nuevo Gobierno “la derogación inmediata de la reforma laboral y la negociación de un nuevo marco legal que sustituya a aquella nefasta reforma, consensuado con los agentes económicos y sociales o, al menos, con los sindicatos, que restablezca el equilibrio en las relaciones laborales, recupere los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y restaure la prioridad aplicativa del convenio sectorial, la ultractividad indefinida y la causalización de los despidos, contribuyendo de esta forma a reducir drásticamente la temporalidad en el empleo y a eliminar la precariedad laboral”.

NAVARRA, LÍDER EN CONDICIONES LABORALES

Por su parte, el Secretario General de la UGT, Jesús Santos, ha realizado un balance satisfactorio de la negociación colectiva en 2019, que dibuja, ha afirmado, “un panorama francamente positivo, por la amplia cobertura de los convenios colectivos que negociamos en Navarra, que protegen al 92% de nuestra población asalariada, y por las condiciones pactadas, que nos sitúan en posiciones punteras en comparación con el resto del país”.

Santos ha destacado que “las trabajadoras y trabajadores navarros amparados por un convenio colectivo han mejorado más de punto y medio el poder adquisitivo de sus salarios, lo que significa un avance económico sustancial, y han visto reducida su jornada laboral anual en casi dos días de trabajo de media”.

“Estamos convencidos, ha señalado el Secretario General de la UGT de Navarra, de que en cuanto el Gobierno derogue la reforma laboral, aunque sea de manera progresiva y en diferentes fases, y negocie un nuevo Estatuto de los Trabajadores con patronal y sindicatos, o solo con los sindicatos, si la patronal se niega a ceder una parte del poder que le otorgó el Gobierno del PP por decreto, que restaure los derechos de los trabajadores y el necesario equilibrio entre las entre las partes en las relaciones laborales que se llevó por delante, los avances en las condiciones de trabajo que se conseguirán a través de la negociación colectiva permitirán ir recuperando la calidad del empleo perdida durante la crisis”.

Para Jesús Santos, los datos del informe presentado “también evidencian, una vez más, la existencia de dos modelos sindicales distintos y distantes, como son el modelo de negociación y acuerdo que desarrolla la mayoría sindical de Navarra que conformamos UGT y CCOO, y un supuesto modelo alternativo, que ELA y LAB denominan de confrontación, pero que consiste en desentenderse de la negociación y no hacer nada”.

“Un modelo que antepone intereses políticos y de sigla, que divide y debilita al movimiento sindical y que se ha demostrado totalmente estéril a la hora de defender los intereses de la clase trabajadora. No hay más que ver el resultado de la huelga nacionalista convocada el pasado 30 de enero”.

LA URGENCIA DE UN PLAN DE EMPLEO

En opinión de Jesús Santos, para optimizar los esfuerzos que patronal y sindicatos, empresarios y trabajadores, estamos haciendo, falta un instrumento fundamental: el Plan de Empleo.

En este sentido, el dirigente del sindicato ha valorado que “el compromiso adoptado por el actual Gobierno foral de impulsar la negociación de un Plan de Empleo en el marco del Consejo de Diálogo Social, que ya se ha materializado en la reunión plenaria de este de este foro celebrada el pasado mes de enero y en la aprobación de los contenidos del Plan, los principios para su elaboración y las comisiones de trabajo, constituye para la UGT un primer paso muy positivo”.

“Estamos convencidos, ha concluido, de que de la confluencia entre un buen Plan de Empleo, que siente las bases que permitan dotar a nuestro mercado de trabajo de la cantidad y calidad de empleo que necesita Navarra, y unos buenos convenios colectivos se derivará una mejora generalizada de la calidad de vida y del bienestar del conjunto de Navarra”.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud