948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La reforma laboral destruye 5.000 empleos indefinidos y aumenta los temporales en 1.700 en su segundo año de vigencia

10/02/2014

Si en el primer año de la entrada en vigor de la reforma laboral, se destruyeron miles de puestos de trabajo, el desempleo incrementó sin tregua, se redujo la contratación total y se dispararon los Expedientes de Regulación de Empleo, el segundo año ha sustituido el empleo de calidad por empleo precario, es decir, disminuye la ocupación indefinida y aumenta la temporalidad.

En el segundo año de vigencia de la reforma laboral (desde febrero de 2013 a enero de 2014), respecto al primero (febrero de 2011 a enero de 2012), se han destruido en Navarra 6.500 empleos, el 76,9%, indefinidos (5.000) y el 75,4%, a tiempo completo (4.900), mientras que la contratación temporal ha aumentado en un 11% (20.809 contratos temporales más), frente a la caída del 4,3% de la contratación indefinida (344 contratos indefinidos menos) en el mismo periodo.

Más precariedad

En el último año, desde el último trimestre de 2012 al último de 2013, se han destruido en Navarra 6.500 empleos, el 76,9%, indefinidos (5.000), mientras que el empleo temporal ha crecido en 1.700, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa.

Asímismo, la población ocupada a tiempo completo en Navarra ha caído en el periodo mencionado 2,3 puntos porcentuales (4.900 personas menos), pasando de las 211.000 personas ocupadas en el último trimestre de 2012 a las 206.100 en el mismo trimestre de 2013.

Por otra parte, el número de parados se ha reducido en 2.500 personas en el último año, si bien esta cifra parece responder a la pérdida de población activa (9.000 personas activas menos), más que a la creación de puestos de trabajo.

Más de la mitad de las 50.100 personas desempleadas en el último trimestre de 2013, según la EPA (el 56,9%, 28.500), corresponde a personas que llevan más de un año en paro, cifra que ha aumentado en 7,5 puntos respecto al mismo periodo de 2012 (el 49,4%, 26.000).

Otro indicador de la marcha del mercado laboral, la afiliación a la Seguridad Social, muestra una caída del 1,2% del número de personas afiliadas en Navarra en el mes de enero de 2014 respecto a un año antes (2.956 personas afiliadas menos) y del 5,1% respecto al mes de enero de 2012, previo, por tanto, a la reforma laboral.

Contratación temporal

La contratación ha aumentado en un 10,4% en el segundo año de la reforma laboral respecto al año anterior (20.465 contratos más), debido al incremento de la contratación temporal en un 11% (20.809 contratos temporales más), frente a la caída del 4,3% de la contratación indefinida (344 contratos indefinidos menos).

El porcentaje de los contratos temporales sobre el total de contratos iniciales se sitúa alrededor del 96% en ambos periodos (96,5% y 95,9%, respectivamente).

El mayor aumento, en números absolutos, entre los contratos temporales corresponde al eventual por circunstancias de producción, 13.857 contratos más (un 15,4% más), que supone dos tercios (el 66,6%) del incremento de la contratación temporal (20.809).

Por otra parte, ha disminuido el número de contratos de las tres modalidades relacionadas con la jubilación, esto es, los contratos para sustituir a quienes se acogen a la jubilación a los 64 años (54,5% de caída) y a la jubilación parcial (45,3%) y los contratos por relevo, que han disminuido en un 42,3%.

En cuanto a los contratos indefinidos, hay que recordar que incluyen el contrato de apoyo a emprendedores establecido en la reforma laboral, que permite el despido sin indemnización durante el primer año. Presentado por el Gobierno del Partido Popular como el contrato estrella de la reforma laboral, ha vuelto a demostrar su escaso éxito: de representar tan solo el 13,7% de los contratos indefinidos del primer año han pasado al 10,3% en el segundo, esto es, han protagonizado una caída de casi tres puntos y medio (298 contratos menos).

Como se sabe, únicamente los contratos que se acogen a las bonificaciones y los incentivos fiscales adquieren el compromiso de mantener el puesto de trabajo durante tres años. Así, el número de contratos indefinidos ordinarios realizados entre enero y diciembre de 2013 (último dato disponible sobre bonificaciones) que se han acogido a las medidas de fomento establecidas en la reforma laboral para la modalidad del contrato de emprendedores no llega a la mitad (43,9%) del total de este tipo de contratos.

Un plan de choque

A la vista de estos datos, la UGT reitera que el principal problema es el desempleo y que la lucha contra esta lacra debe ser el eje de todos los esfuerzos. Así mismo, se constata que ninguna reforma laboral crea empleo por sí sola, aunque sí incide sobre el tipo de empleos generados y su calidad, y, en consecuencia, sobre la eficiencia del modelo productivo y sus resultados.

El sindicato considera necesario elaborar un plan de choque para impulsar la contratación laboral y el empleo, especialmente dirigido a los colectivos en peor situación: parados de larga duración, jóvenes y trabajadores sin formación. Un plan que debe ser un ingrediente esencial de una nueva política económica que priorice, como destino del gasto público, las políticas activas de empleo, las inversiones generadoras de empleo de calidad y la protección social.

Por todo ello, la UGT exige la retirada de la reforma laboral, que no está sirviendo para crear puestos de trabajo, pero que está hundiendo los salarios, precarizando el empleo y desmontando nuestro sistema de relaciones laborales.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud