948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La reforma laboral cumple su verdadero objetivo: la precarización del mercado de trabajo

04/12/2014

Tras la destrucción masiva de empleo de sus dos primeros años de vigencia, la reforma laboral ha entrado en una segunda fase y está cumpliendo el verdadero y oculto objetivo para el que fue impuesta: la precarización del mercado de trabajo.

Se mantiene la dualidad entre ocupación indefinida y temporal, con un trasvase constante de empleo fijo a temporal; se crea una nueva dualidad entre ocupación a jornada completa y a jornada parcial; no se avanza un ápice en la incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo y se dispara el paro de larga duración.

Este es el balance real de un cambio normativo que no ha cumplido ni uno solo de los objetivos con los que fue justificado por el Gobierno del PP.

Destrucción de empleo estable


Un total de 19.900 empleos se han destruido desde el tercer trimestre de 2011 (-7%), previo, por tanto, a la reforma laboral, mientras que el paro ha aumentado en 8.500 personas, el 22,54%, según la Encuesta de Población Activa.

No se puede hablar de creación de empleo estable cuando en este periodo, por un lado, se han destruido 24.200 puestos de trabajo a jornada completa y, por otro, nos encontramos con que el 16,86% de las personas ocupadas lo están a tiempo parcial, 44.400 de un total de 263.300 (2,7 puntos más que en el tercer trimestre de 2011). Además, la brecha de la parcialidad entre hombres y mujeres se ha ampliado en 2,6 puntos, ya que ellos han pasado del 4,2% en 2011 al 5,4% en 2014, y ellas, del 26,4% al 30,2% .

Desempleo joven y de larga duración

En el tercer trimestre de 2014, 20.800 jóvenes de 16 a 34 años están en desempleo, el 45,02% del total de las personas desempleadas (EPA). Son 1.000 más que en el mismo periodo de 2011, esto es, un 5% más que el año previo a la reforma del mercado laboral. En cuanto al colectivo de parados de larga duración, 29.300 personas llevan más de un año en desempleo, el 63,41% del total de las personas desempleadas. De ellas, el 63,82% llevan más de dos años, esto es, 18.700 personas no tienen derecho a ninguna prestación por desempleo. Nueva dualidad del mercado laboral No se ha roto la dualidad del mercado laboral entre indefinidos y temporales.

La contratación temporal se mantiene en torno al 95% previo a la reforma laboral: 173.598 contratos temporales de enero a octubre de 2011 (95,9%) y 203.890 en el mismo periodo de 2014 (95,82%) . Asimismo, se ha provocado una nueva dualidad, aquella entre trabajadores con jornada completa y los de jornada parcial: los trabajadores ocupados a tiempo parcial en nuestra Comunidad (44.400 en el tercer trimestre de 2014) se han incrementado un 14,43% en el último año y un 10,72% respecto al mismo periodo de 2011.

Por otro lado, se reafirma el fracaso del contrato de apoyo a emprendedores establecido en la reforma laboral: en los primeros nueve meses de 2012 representó tan solo el 13,19% de los contratos indefinidos; el 10,15% en el mismo periodo de 2013, y el 8,5% en 2014. Como se recordará, solo los contratos que se acogen a las bonificaciones y los incentivos fiscales se comprometen a mantener el puesto de trabajo durante tres años.

Así, el número de contratos indefinidos ordinarios realizados entre enero y octubre de 2014 que se han acogido a las medidas de fomento establecidas en la reforma laboral para esta modalidad supone el 51,28% del total de este tipo de contratos. Esto es, casi la mitad de los contratos de apoyo a emprendedores nacen sin vocación de permanencia y optan así a utilizar la posibilidad del despido gratis durante el primer año.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud