948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT recuerda la necesidad de observar las medidas legales previstas para combatir las altas temperaturas en el trabajo y subraya la importancia de los convenios colectivos para reducir riesgos

16/07/2015

El Departamento de Salud Laboral de la UGT recuerda la necesidad de aplicar las medidas legalmente previstas para combatir las altas temperaturas en los centros de trabajo, ya que su inobservancia puede originar diversos riesgos para el trabajador, como calambres, deshidratación, agotamiento o golpe de calor, entre otros efectos.

Consulta la guía de la UGT sobre Estrés Térmico

Así, la normativa vigente (Real Decreto 486/1997) establece la temperatura límite en 27 grados para los trabajos que se consideran sedentarios y en 25, para los trabajos ligeros.
La UGT señala, por tanto, que las empresas deben tener en cuenta estos límites y que, aunque la legislación no obliga a detener la producción si la temperatura los supera, ya que esa facultad se cede a los acuerdos que se adopten en el marco de la Negociación Colectiva, sí se deben adoptar recomendaciones como las siguientes:
• Organizar el trabajo para reducir el tiempo o la intensidad de la exposición:
o Establecer pausas fijas o permitir las pausas, según las necesidades de los trabajadores.
o Establecer rotaciones de los trabajadores.
o Realizar el trabajo de mayor intensidad en las horas de menos calor.
• Entregar ropa y equipos de protección individual adecuados.
• Controlar los focos radiantes mediante la colocación de apantallamientos.
• Limitar la carga física de trabajo.
• Realizar de forma completa y adecuada la aclimatación como paso previo a la incorporación definitiva al lugar de trabajo.
• Reducir la trasmisión del calor a través de paredes y techos.
• Incorporar un sistema de climatización del aire.
• Eliminar el aire caliente en las proximidades de los focos, mediante la instalación de extracción localizada.
• Aislar los procesos, los equipos o sus partes calientes, para evitar el contacto con ellos.
• Reducir la transmisión del calor a través de paredes y ventanas, por ejemplo, mediante la colocación de persianas y vidrios tintados.

En los trabajos al aire libre, como en el sector Agropecuario o en la Construcción, la legislación no señala ningún límite específico, y al no poderse actuar sobre las condiciones ambientales, los empresarios deben utilizar, además de las medidas generales ya citadas, otras medidas de tipo organizativo para reducir los riesgos:
• Estar atentos a las previsiones meteorológicas para planificar el trabajo diario y adoptar las medidas preventivas adecuadas. Además de la temperatura del aire, deben tenerse en cuenta la humedad del aire y la radiación solar.
• Disponer de sitios de descanso frescos y a la sombra.
• Evitar la realización de tareas pesadas, los trabajos especialmente peligrosos y el trabajo en solitario, durante las horas más calurosas del día.
• Beber agua fresca en pequeñas cantidades y con frecuencia para evitar la deshidratación.
• Darse crema de protección.
• En zonas donde el verano es caluroso, modificar los horarios de trabajo durante el periodo estival.
• Se debe también fomentar el uso de pantalones largos y camisa de manga larga, no ajustados, de tejidos ligeros y color claro, así como el uso de sombreros de ala ancha.

La UGT subraya el valor de la Negociación Colectiva, también en este ámbito, ya que a través de los convenios se pueden establecer unos parámetros de actuación en caso de que se alcancen temperaturas extremadamente elevadas para desempeñar el trabajo en condiciones de seguridad, como intercalar descansos o adelantar la jornada de trabajo a primeras horas del día.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud