Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT rechaza la pretensión de derogar la actual Ley de Policías de Navarra sin aprobar otra nueva que la mejore realmente

21/11/2017

Ante las declaraciones del portavoz de UPN Sergio Sayas en las que, sorprendentemente, aboga por derogar sin más la Ley de Policías de 2015, retrotrayéndonos a la más que discutida y superada Ley de 2007, para luego, a través de una ponencia parlamentaria y en un plazo de tan solo seis meses, aprobar una Ley de Policías completamente nueva, desde la Secretaría de Administración Local de FeSP-UGT, debemos expresar nuestra más profunda discrepancia con tan desafortunadas declaraciones.

En 2007 se aprobó una Ley de Policías que resultó nefasta para las Policías de Navarra, y que tuvo enorme contestación por todas las partes, tanto de las distintas Administraciones como de las representaciones sindicales, pues no solucionaba ninguno de los graves problemas que aquejaban a todos y sobre todo a la sociedad navarra. Además, aquella ley estableció unas diferencias salariales que llevaron a un grave descontento en el seno de las distintas Policías y a movilizaciones que todos recordamos. A pesar de ello, y a pesar de que a nadie le daba soluciones válidas, se mantuvo en vigor durante nada menos que ocho años, simplemente porque fue muy complicado llegar a acuerdos en las negociaciones de una nueva ley que contentase a todos y sobre todo que solucionase los verdaderos problemas de fondo de las Policías de Navarra.

En 2015 se aprobó, después de largas negociaciones y de cesiones por todas las partes, una nueva Ley de Policías que no contentó por completo a nadie, pues nadie se encontró con todas sus pretensiones satisfechas, pero que logró un amplio un consenso. Y hay que recordar que entre quienes llegaron a ese consenso y la aprobaron por considerarla válida se encuentran los grupos parlamentarios que ahora que la tienen que aplicar. Sin embargo, resulta que ahora dicen que no permite dar servicios, cuando con esa ley en vigor se están dando con normalidad.

Lo único que no se está cumpliendo de la Ley de 2015 es el compromiso de pagar a los Policías Municipales de toda Navarra lo que se les debe pagar. Lo único que no se está cumpliendo de la Ley de 2015 es la obligación del Gobierno de Navarra de “adaptar las retribuciones de los cuerpos de Policía Municipal de Navarra a los preceptos de la Ley”. El Gbierno lo aplicó a la Policía Foral hace ya más de un año, pero no a las Policías Municipales, cuando la Ley otorgaba el mismo plazo para todos.

Por ello, decir que no se pueden atender servicios, como los casos de violencia de género o los asesinatos, cuando se están atendiendo con la Ley en vigor y aplicándose para la Policía Foral desde hace más de un año es, una falsedad absoluta. Lleva haciéndose más de un año; si no se pudiera cumplir, ¿cómo lo vienen haciendo desde hace más de un año con la Ley de Policías de 2015 completamente desarrollada para la Policía Foral? ¿Acaso si a un Agente Municipal de un pueblo de Navarra se le empieza a pagar lo que por Ley le corresponde va a dejar de poder investigar un caso de violencia de género la Policía Foral? La Ley actual está en vigor y se está cumpliendo, salvo en lo que respecta al salario de los policías municipales. Esto es lo que no quieren que se cumpla y éste es motivo por el que quieren derogarla.

Por otro lado, la pretensión del Señor Sayas de derogar sin más la Ley consensuada de 2015 para volver a aplicar la afortunadamente superada Ley de 2007 y pretender además redactar una nueva en seis meses, cuando acordar la de 2015 costó ocho años, y encima hacerlo desde una ponencia parlamentaria, sin la amplia participación de todos los sectores afectados como lo tuvo la actualmente en vigor, solo nos llevará retornar de nuevo a los problemas ya superados sin solucionar los nuevos.

Por supuesto que la Ley de 2015 se puede y se debe mejorar. El hecho de que ninguna de las partes que alcanzaron el acuerdo para redactarla saliera completamente satisfecho, entre ellos los que hoy reniegan de ella desde el Gobierno, supone que era buena pero evidentemente no perfecta. Pero, a la vez, todos nos congratuláramos de haber superado los inconvenientes de la ley que hoy pretende el señor Sayas reponer.

Por todo ello, desde la Secretaría de Administración Local de FeSP-UGT de Navarra rechazamos de plano la pretendida derogación de la Ley en vigor sin aprobar otra nueva que realmente la mejore, como rechazamos la afirmación de que no se puede hacer con la Ley actual lo que la experiencia de los últimos dos años viene demostrando que se hace.

Al mismo tiempo, instamos al Gobierno de Navarra a que cumpla con la Ley en vigor, como cualquier ciudadano que debe cumplir con sus obligaciones legales, y adapte sin más demoras las retribuciones y jornadas de las Policías Locales para que también los agentes municipales puedan cobrar lo que les marca la ley y que no vienen percibiendo por la dejación y el incumplimiento de la Ley por parte del Ejecutivo foral.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud