948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La prevención de riesgos laborales, otra víctima de la crisis

08/08/2014

Un estudio realizado por el Gabinete de Salud Laboral de la UGT de Navarra en empresas de todos los sectores detecta un retroceso en materia preventiva

La prevención de riesgos laborales en las empresas se ha convertido en otra víctima de la crisis económica, una víctima oculta, pero que empieza a visualizarse en un aumento de los accidentes de trabajo. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Gabinete de Salud Laboral de la UGT, que ha chequeado la implantación y la gestión de la actividad preventiva en 500 empresas de Navarra, la mayor parte de ellas pymes.

La deficiente evaluación de riesgos y, sobre todo, la falta de una ejecución eficaz de la planificación preventiva –solo un 16% de las empresas actúan correctamente en este terreno- son las dos principales carencias, de acuerdo con los informes elaborados por los técnicos del sindicato que han visitado las empresas, que también destacan que el 74% de ellas ejerce una deficiente vigilancia de la salud de sus trabajadores y que solo un 24%  de las empresas han identificado los trabajos peligrosos, dato que pone de manifiesto que la evaluación de riesgos “se ha convertido en un mero papel a disposición de la Autoridad laboral”.

El estudio hace hincapié en que la planificación preventiva es poco efectiva, ya que “la mayor parte de las medidas que contienen los planes no se implantan; no se realiza en consonancia con la capacidad de inversión económica de la empresa; no existe un seguimiento real de su cumplimiento; y no se incorpora a la gestión general de la empresa, en todas las actividades y niveles jerárquicos”.

Riesgos psicosociales y embarazos
Aunque la práctica totalidad de las empresas ha realizado la obligada evaluación inicial de riesgos, su elaboración presenta importantes deficiencias. Con carácter general, dicha evaluación no incluye todos los puestos de trabajo ni todas las tareas, y no tiene en cuenta a determinados colectivos muy vulnerables, como es el caso de las mujeres embarazadas, tal y como indica la propia Ley de Prevención de Riesgos laborales.

En este sentido, el estudio destaca la carencia de evaluaciones específicas de riesgos, principalmente ergonómicos, psicosociales y que afectan a la maternidad. En concreto, señala que sólo un 17% de las empresas evalúa los riesgos psicosociales, lo que está provocando un aumento de las enfermedades profesionales derivadas de estos factores, y en el caso de las mujeres, que tan solo el 34% de las empresas contempla el riesgo del trabajo para el embarazo, porcentaje que se reduce el 16%, en el caso de las empresas que evalúan el riesgo de los puestos de trabajo para la lactancia.

Información y formación escasas

El 33% de los trabajadores no ha tenido información alguna en materia de prevención de riesgos laborales y el 53% no ha recibido ningún tipo de formación sobre los riesgos de su puesto de trabajo, las medidas que hay que seguir para evitar accidentes o la manipulación de sus equipos de trabajo.

Las razones de estas carencias, según el estudio, son la falta de implicación de la empresa, la inexistencia de canales de comunicación entre la empresa y los trabajadores –únicamente un 28% de las empresas cuenta con cauces de participación de los trabajadores en materia preventiva- , el desconocimiento empresarial de las necesidades formativas en prevención, y la falta de inversión de las empresas en seguridad y salud laboral y, sobre todo, en la correspondiente formación de sus trabajadores.

Prevención en retroceso
Tras el análisis de los datos, el estudio concluye que la implantación de la prevención de riesgos laborales dentro de las empresas ha pasado de una situación de estancamiento a otra de auténtico retroceso, y vincula las carencias preventivas con el repunte de la siniestralidad laboral en Navarra, ya que, como se sabe, los accidentes laborales registrados el pasado año (20.268) aumentaron un 4,1% con respecto al año anterior (19.464).

El Departamento de Salud Laboral de la UGT atribuye este retroceso a la crisis económica, que ha llevado a muchas empresas a sacrificar el gasto en prevención, así como a la todavía escasa cultura preventiva existente en la pequeña y mediana empresa.

El estudio pone en relación esta situación con otras realidades derivadas igualmente de la crisis económica: el aumento de la temporalidad, la falta de experiencia laboral, la precariedad creciente y la subcontratación, que, unidas a una notable ausencia de medidas de prevención de riesgos laborales en las pymes, identifica como los auténticos factores desencadenantes de los accidentes de trabajo.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud