948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La población extranjera de Navarra ha perdido 13.200 empleos y ha quintuplicado el paro desde el inicio de la crisis

17/12/2014

La población extranjera de Navarra ha perdido 13.200 empleos, un 40% de los puestos de trabajo destruidos en nuestra Comunidad desde 2007, año previo al inicio de la crisis, mientras el paro en este colectivo de trabajadores se ha multiplicado por cinco en dicho periodo, según un informe que ha elaborado la UGT con motivo del Día Internacional del Migrante que se celebró el pasado jueves 18 de diciembre.

Entre el tercer trimestre de 2007, año previo a la crisis, y el correspondiente a 2014, últimos datos oficiales disponibles, la población extranjera ha perdido 13.200 puestos de trabajo, lo que significa que su ocupación se ha reducido en un 37,8% frente a la disminución del 7,53% de la población autóctona, que en números absolutos ha perdido 19.700 empleos. Por tanto, el 40% de los puestos de trabajo que se han destruido en Navarra durante la crisis estaban ocupados por trabajadores inmigrantes.

En el tercer trimestre de 2014, la población extranjera desempleada supone el 22% del total de las personas en paro (6,2 puntos más que en el mismo periodo de 2007) y la población extranjera ocupada, el 8,24% del total de las personas ocupadas (3,54 puntos menos que hace siete años). Así, en el periodo analizado, el desempleo de las personas extranjeras se ha multiplicado casi por cinco frente al de las autóctonas, que lo ha hecho por algo más de dos.

Aumento de las desigualdades

A la vista de estos datos, Maite Pérez, Secretaria para la Igualdad y Políticas Sociales de la UGT de Navarra, considera que “el colectivo de trabajadores inmigrantes ha sido uno de los más golpeados por la crisis que, entre sus principales efectos, ha provocado un alarmante aumento de la desigualdad”.

Para la dirigente sindical, una segunda lectura de esta realidad es que “se está confirmando lo que venimos diciendo desde que el Gobierno empezó a hablar de recuperación, que el crecimiento económico es débil, todavía no se está traduciendo en creación neta de empleo y, menos aún, en empleo de calidad, y que a la mayoría de la población, y especialmente los sectores más vulnerables, ni siquiera les ha rozado ninguno de esos indicadores de repunte económico”. “En el caso del colectivo inmigrante –subraya Maite Pérez-, esta situación se agrava considerablemente por la falta de arraigo social, pudiendo llevar en algunos casos a la exclusión social y generando conflictos de convivencia, tanto familiares como sociales”.

“La UGT quiere, asimismo, denunciar que las condiciones de muchos de estos trabajadores son especialmente precarias, ya que hay empresarios que están aprovechando esta crisis y su situación más vulnerable para cambiar sus condiciones laborales, aumentando así las desigualdades y segmentando aún más el mercado laboral”, concluye Maite Pérez.

El Departamento de Migraciones de la UGT atiende cada año a más de 8.000 inmigrantes y desarrolla varios programas de actuación (información, orientación, asesoramiento jurídico y especialmente formación) dirigidos a este colectivo y, especialmente, a quienes están en desempleo o en situación de alto riesgo de exclusión social.

Aquí tienes el informe completo en pdf.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud