Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Pérdida masiva de empleo, temporalidad desbocada y paro sin ninguna protección caracterizan el panorama laboral de la juventud navarra

03/08/2017

Desde el inicio de la crisis en 2008 hasta este pasado año 2016, Navarra ha perdido 42.000 puestos de trabajo de jóvenes de entre 16 y 34 años, es decir, un 40% de su empleo juvenil. El empleo joven que ha sobrevivido se caracteriza, además, por una enorme temporalidad, que el pasado año alcanzaba al 42% de los ocupados, por una alta parcialidad y unos salarios casi un 20% inferiores a la media de Navarra. El perfil de este desastre lo terminan de dibujar una tasa de paro del 33,95%, casi el triple de la media de nuestra Comunidad, y la absoluta desprotección en la que se encuentran un 83% de los jóvenes desempleados.

Estos son los datos más relevantes recogidos en el informe anual que, con motivo de la celebración el 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud, realiza la UGT de Navarra, y que ha sido presentado por Borja Paredes, responsable de Juventud del sindicato, y Amaia Villanueva, Secretaria de Organización.

DESTRUCCIÓN MASIVA DE EMPLEO JOVEN

El informe pone de manifiesto la fuerte caída de la población ocupada joven que se ha producido en Navarra entre 2008 y 2016, pasando de 105.900 a 63.900 ocupados, lo que significa la destrucción de 42.000 puestos de trabajo, un 40% del empleo en el tramo de edad que va de 16 a 34 años. Esta cifra duplica la pérdida de ocupación total que ha registrado Navarra desde 2008.

En términos porcentuales, la ocupación juvenil ha pasado de representar un 35,8% del total de la población ocupada de Navarra a tan solo el 23,9%, lo que significa una pérdida de peso de 11,9 puntos.

La caída de la ocupación entre los jóvenes está vinculada a la disminución de la población activa juvenil, que en el periodo analizado ha descendido en 39.600 personas, y que el informe atribuye fundamentalmente al alargamiento de la etapa formativa, pero también a la emigración a otros países, ante la falta de expectativas laborales.

Concretamente, durante los años de la crisis, un total de 5.038 jóvenes navarros de entre 20 y 34 años han emigrado a países de la Unión Europea, lo que supone casi la mitad (un 47%) de la emigración navarra a la UE (10.696 personas).

ALTA TEMPORALIDAD Y CONTRATOS DE CORTA DURACIÓN

El informe pone el acento en la precarización de las condiciones de trabajo que han sufrido los jóvenes navarros durante estos ocho últimos años y destaca la enorme temporalidad que caracteriza al empleo juvenil.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Encuesta de Población Activa recogidos por el informe, un 42% de la población ocupada menor de 34 años en Navarra tiene un contrato temporal. La temporalidad aumenta conforme disminuye la edad, de forma que entre los jóvenes de 20 a 24 años se eleva al 65,68% y alcanza un 84,21% entre los de 16 y 19 años.

No sólo eso, sino que además se trata de una temporalidad de corta duración. Así, el 57% de los jóvenes tienen contratos inferiores a un año y un 23%, inferiores a seis meses.

La escasa duración de los contratos tiene una repercusión directa a la hora de acumular periodo de carencia para recibir la prestación por desempleo, a la que muchos jóvenes no pueden acceder. Esto explica que un 83% de los jóvenes navarros no perciba ningún tipo de prestación por desempleo, ni subsidio.

TRABAJO A TIEMPO PARCIAL Y DISCRIMINACIÓN SALARIAL

Además de la temporalidad, el trabajo a tiempo parcial es otra característica del empleo joven. En este sentido, el informe señala que un 22% de los menores de 34 años trabaja con jornadas a tiempo parcial.

En el caso de los jóvenes con contrato indefinido, el trabajo a tiempo parcial alcanza a un 17%, mientras que entre quienes tienen contrato temporal, la parcialidad se eleva al 29%.

En cuanto al número de horas semanales de trabajo, en el tramo de 16 a 19 años la jornada media es de 27 horas, entre 20 y 24 años se eleva a 34 horas y en el tramo de 25 a 34 años la jornada parcial se sitúa en 32,8 horas semanales.

La discriminación laboral de los jóvenes incluye también las condiciones económicas, situándose la brecha salarial con respecto al salario medio de Navarra en 4.405,9 euros anuales (un 17,72%), cuantía que se eleva a 5.752,4 euros (un 28,12%) si comparamos los salarios de los jóvenes con el tramo de trabajadores de más edad, de acuerdo con la última Encuesta de Estructura Salarial correspondiente a 2015.

PREOCUPANTE AUMENTO DEL PARO FEMENINO

Al finalizar 2016, el número de personas jóvenes que se encontraban en desempleo se elevaba a 14.600, una cifra que representa el 38,32% de todo el paro registrado en Navarra.

La tasa de paro de los menores de 25 años se elevaba en esas fechas al 33,95%, casi el triple que la media de Navarra, que al cierre de 2016 se situaba en el 12,48%.

Aunque entre 2013, año en el que alcanzó la cifra más alta con 27.700 personas jóvenes desempleadas, y 2016, el paro juvenil se ha reducido prácticamente a la mitad, en el conjunto del periodo analizado en el informe (2008-2016), el número de jóvenes en paro ha aumentado en 2.400 personas.

Y los últimos datos que se han conocido recientemente, correspondientes al segundo trimestre de este año 2017, no permiten ningún tipo de optimismo, ya que muestran una evolución muy negativa, con un incremento del desempleo, tanto respecto al mismo periodo del año anterior (un 5,88% y 900 desempleados más), como respecto al primer trimestre de este año (un aumento del 11,72% y 1.700 desempleados jóvenes más), lo que eleva el desempleo juvenil a 16.200 personas.

Lo más preocupante es que este incremento del paro juvenil está causado por el aumento del paro femenino, que registra 2.900 trabajadoras en paro más (un 37%) que en el mismo periodo del año anterior y 3.400 más (un 46%) que en el primer trimestre de este año.

MEDIDAS CONTRA LA PRECARIEDAD LABORAL JUVENIL

1. EN EL PLAN DE EMPLEO DE NAVARRA.

La UGT considera que el Plan de Empleo de Navarra debe contemplar las medidas necesarias para la consecución de los siguientes objetivos:

Aumento del empleo, situando a los jóvenes como uno de los colectivos prioritarios, que incorpore medidas de fomento del empleo juvenil e incrementen la tasa de empleo de este colectivo.

Mejora de la empleabilidad, con actuaciones específicas para colectivo joven que tenga en cuenta sus propias características.

Es necesario adecuar la oferta y la demanda de empleos para preparar a los profesionales que necesitan las empresas, implementar medidas para evitar el abandono escolar temprano y, para ello, es fundamental fomentar la coordinación entre Servicio Navarro de Empleo y el Departamento de Educación.

Es imprescindible impulsar las inversiones en I+D+i que pongan en valor los empleos del futuro y propicien la recuperación del empleo joven de calidad.

Igualdad de oportunidades, mediante la implementación de medidas dirigidas a la reducción de la desigualdad existente en las tasas con el empleo joven y especialmente de las mujeres jóvenes.

Mejora de la calidad en el empleo, que combine las medidas del Plan de Empleo con los acuerdos que se alcancen en la Negociación Colectiva.

2. EN EL ÁMBITO DEL DIÁLOGO SOCIAL ESTATAL.

Negociar y acordar medidas que contribuyan a luchar contra la precariedad en el empleo juvenil y a mejorar los niveles de empleo, así como a fortalecer nuestro tejido productivo y a encarar la recuperación real para uno de los colectivos más perjudicados por la crisis y las políticas del Ejecutivo en nuestro país durante los últimos años.

Impulsar un nuevo el contrato de relevo en las empresas. Recuperar el contrato de relevo y la jubilación parcial nuevamente a los 61 años, proponiendo usar para dicho fomento la financiación del Fondo Social Europeo, con la finalidad de que exista una sustitución natural y una transmisión de conocimiento entre la generación que accede a la jubilación y su relevo generacional.

Regular las prácticas no laborales, que deben vincularse siempre a un programa de formación y cuya duración debe ser fijada proporcionalmente a las características y duración del programa correspondiente.

Acordar un Estatuto del Becario, que regule sus derechos y deberes y establezca los requisitos que deben cumplir las empresas e instituciones para poder contar con estudiantes en prácticas, así como un sistema de control, garantías y, en su caso, penalización a las empresas por su incumplimiento.

Oficinas de Empleo Joven Estatales (Red OEJE), que cuenten con recursos propios y específicos para desarrollar una correcta orientación, asesoramiento y seguimiento de las personas jóvenes.

Actuaciones prioritarias para jóvenes sin cualificación profesional, que deben contemplar itinerarios personalizados de orientación, cualificación, inserción laboral y ayuda económica para jóvenes de 16 a 29 años de edad, sin empleo o que no se estén formando, sin cualificación profesional y/o en riesgo de exclusión, y que estén inscritos en el sistema de Garantía Juvenil.

Revisión de la regulación del contrato para la formación y el aprendizaje, con el objetivo de definir una nueva regulación del contrato para la formación, establecer mayores garantías de la finalidad formativa del mismo, impedir el uso abusivo de esta modalidad, mediante el establecimiento de un sistema de control y penalización a las empresas que abusen de él, y mejorar las condiciones, derechos y garantías de los contratos suscritos.

Informe sobre precariedad en el empleo joven de Navarra

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud