948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Pepe Álvarez, Secretario General de la UGT, pide derogar de la reforma laboral y la reforma de las pensiones de 2013 antes del fin de la legislatura

21/02/2019

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez la derogación de la reforma laboral y la reforma de las pensiones de 2013 implantadas por el Gobierno del PP antes del final de la legislatura. El máximo dirigente del sindicato ha participado en un acto en el Plantetario de Pamplona con motivo de la llegada a Navarra de la exposición itinerante relativa al 130 aniversario de la fundación de la UGT, al que han acudido más de doscientos representantes sindicales y el que también han tomado la palabra Jesús Santos, Secretario General de la UGT de Navarra, Amaia Villanueva, Secretaria General de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la UGT de Navarra, y Marisol Vicente, Secretaria de Política Sindical.

Pepe Álvarez ha recalcado, por un lado, que "esta legislatura no puede acabar sin que desmonten aspectos fundamentales de la reforma laboral. Estamos a tiempo y tienen que hacerlo, tienen un compromiso con los trabajadores y los sindicatos".

Ha exigido que "los tres aspectos que tenemos prácticamente cerrados con el Ministerio de Trabajo tienen que publicarse en el Boletín Oficial del Estado". "Necesitamos que la prevalencia de los convenios sectoriales se apruebe, que el convenio del sector esté por encima del convenio de empresa, que la ultractividad se restaure para que la negociación colectiva no se convierta en un chantaje permanente de las empresas que nos impide negociar los convenios con libertad; y que se restaure el control horario en las empresa, porque es la manera de restaurar la decencia en el trabajo, sobre todo en las empresas de servicios", ha reivindicado.

El secretario general de UGT ha destacado que "o el Gobierno de Sánchez da muestras claras de que efectivamente cumple o la credibilidad va a quedar en entredicho ante los trabajadores". Así, ha reiterado que el Ejecutivo central debe, a través de decretos, "aprobar los temas que tenemos prácticamente cerrados y que desmontan partes muy importantes de la reforma laboral del Gobierno del PP". Al respecto, ha confiado en que la semana que viene "podremos avanzar en reuniones conjuntas al máximo nivel" con el Ejecutivo central.

Por otro lado, ha considerado que "la patronal no puede continuar escondiéndose" y ha recordado que "tiene un acuerdo que firmó con nosotros hace menos de un año que prevé que el 1 de enero de 2020 no haya ningún trabajador de ningún convenio colectivo con un salario por debajo de los 1.000 euros; y eso lo tienen que cumplir".

En este sentido, ha indicado que "cuando veo que se escandalizan por que el Salario Mínimo Interprofesional ha llegado a los 900 euros, pienso que no piensan cumplir en el 2020, porque si no sería razonable pensar que hay un proceso tranquilo de subida de los salarios". Así, ha remarcado que el tema de los salarios unido a la prevención de riesgos laborales o de igualdad "son elementos en los que van a tener que avanzar porque si no la situación sindical se va a ir radicalizando, nuestras posiciones en los convenios se van a ir endureciendo y nuestra posición política también".

Al respecto, ha advertido que, de no darse estos avances, "nos veremos abocados a pedir aumentos del salario mínimo que suplan la falta de capacidad de negociación que tienen los empresarios en las mesas de negociación colectiva".

VOLVER AL ACUERDO DE PENSIONES DE 2011

De la misma manera, Álvarez ha considerado que el Ejecutivo central debería "aprovechar los dos Consejos de Ministros que quedan hasta la disolución de las Cortes" para derogar la reforma de las pensiones de 2013 del Gobierno del PP "más allá que la Comisión del Pacto de Toledo llegue a acuerdos que es complejo y variante".

Una reforma, ha explicado, que "acabó con la revalorización automática e introdujo el factor de sostenibilidad" que supone que "a partir de 2023 vamos a tener una merma de en torno al 40% de nuestra pensión en el año 2050" y que "tiene que desaparecer antes de que volvamos a un proceso de negociación", ha reclamado.

José María Álvarez ha rechazado responsabilizar a Podemos por la ruptura del Pacto de Toledo y ha criticado que "por una cosa que pase en el último segundo, ahora queramos culpar a una fuerza política" cuando "la Comisión del Pacto de Toledo ha estado mucho tiempo parada" y "ha habido mucho tiempo antes para llegar a un acuerdo". Álvarez que se ha mostrado convencido de que Podemos "en ningún caso va a ser impedimento, por lo menos para que sean plasmados nuestros posicionamientos en el Pacto de Toledo" y ha afirmado que "la culpa de lo que ocurre con las pensiones la tiene el PP" que "rompieron el acuerdo firmado con los sindicatos en 2011".

A pesar de la situación actual, Álvarez ha esperado que salga adelante la propuesta del PSOE de alcanzar un acuerdo de mínimos y ha pedido al resto de formaciones parlamentaria que "hagan todo lo posible para que salgan adelante". Asimismo, ha advertido que si se alcanza un acuerdo "sin condiciones de que garanticemos un futuro sin recortes en las pensiones y retrocedamos al año 2011, tampoco lo vamos a firmar".

El dirigente de UGT ha opinado que el Pacto de Toledo tiene que retomar las negociaciones "desde otra perspectiva que es viendo qué es lo que gastamos en pensiones, qué es lo que gasta Europa" y ha recalcado que "las empresas tiene que pagar más a la Seguridad Social". Así, ha recordado que desde 1996 "a las empresas se les rebajaron cuatro puntos la cotización a la Seguridad Social" porque "decían entonces que el Fondo de Reserva tenía demasiado dinero". Así, ha planteado que "ahora que no hay dinero, igual es el momento si lo tenemos que recuperar en parte" ese "dinero, que no era de las empresas sino de las cotizaciones, que es salario diferido de los trabajadores".

En este sentido, ha opinado que "la cuota de los afiliados no tiene por qué pagar los desfases que hay en algunos regimenes especiales de la Seguridad Social" ni "las subvenciones a la contratación". "Todos eso da un montante junto con el destope" que "da para poder hacer una recaudación que dejaría en estos momentos a la Seguridad Social sin déficit", ha aseverado.

Igualmente, ha recalcado que "España gasta menos del 10% del PIB en pagar las pensiones, Alemania casi gasta el 13%, Alemania pasa del 14% e Italia pasa el 15%". "Por lo tanto no tenemos un problema de gasto sino de ingresos y lo que hay que mejorar son los ingresos de la Seguridad Social", ha remarcado.

UN EJERCICIO DE MEMORIA HISTÓRICA Y DE CLASE

Por su parte, Jesús Santos, Secretario General de la UGT de Navarra, ha señalado que “el acto que hoy celebramos es un ejercicio de memoria histórica y de memoria de clase, pero también de reafirmación orgullosa en unos principios que están grabados con sangre, sudor y lágrimas en la bandera roja que representa a nuestras siglas y al conjunto del movimiento obrero y sindical”.

Así, ha afirmado que “fuimos capaces de agrupar y organizar bajo nuestras siglas a las primeras sociedades de oficios surgidas en el proceso de industrialización, para luchar contra la explotación laboral y mejorar las miserables condiciones laborales y de vida a las que aquel capitalismo salvaje condenaba a los trabajadores”.

Ha explicado Santos que “la UGT atravesó la Restauración, la Dictadura de Primo de Rivera y la 2ª República, protagonizando innumerables luchas y conquistando importantes avances sociales y laborales. Y pagamos un altísimo precio por ello tras el golpe de 1936. Y tras la reconstrucción del sindicato, todavía durante la dictadura, la UGT remonta el vuelo y vuelve a convertirse en el principal referente y en la herramienta más potente del movimiento obrero navarro en el tránsito entre los años 70 y 80 del pasado siglo. Una organización sindical de orientación socialista, plenamente europea, un gran sindicato de clase, plural y democrático, comprometido con el Estado de Bienestar, reivindicativo y pactista, capaz de contribuir al establecimiento de un marco de relaciones laborales moderno, basado en el diálogo, la negociación y el acuerdo”.

“Detrás de esta exposición – ha insistido-, hay un motivo fundamental: la reivindicación del papel histórico jugado por un sindicato confederal y de clase en los años finales del siglo XIX a lo largo de todo el siglo XX y en estas dos primeras décadas del siglo XXI. Pero hay un segundo motivo de celebración, que también se plasma en algunos de los 20 paneles de esta exposición. La certificación de la supervivencia de la UGT y del conjunto del movimiento sindical al segundo intento de aniquilar el sindicalismo en España, esta vez sin recurrir directamente al crimen, al que hemos asistido con motivo de la llamada Gran Recesión de 2008”.

“Y digo intento de aniquilar –ha puntualizado-, porque la conjura de fuerzas políticas reaccionarias, poderes económicos neoliberales y terminales mediáticas productoras y reproductoras de falsas noticias, han fracasado estrepitosamente en su objetivo de acabar con el movimiento sindical de clase. Y en este acto, al que asistís decenas de delegados y delegadas sindicales, quiero felicitaros especialmente por el gran trabajo que estáis desarrollado en vuestras empresas, que ha permitido que la UGT, un año más, y van 38 consecutivos, siga siendo el primer sindicato de Navarra”.

Jesús Santos ha afirmado con rotundidad que “este éxito tiene un mérito todavía mayor, tras la brutal campaña de acoso y derribo que sufrimos en el conjunto del país los dos sindicatos mayoritarios, para ensuciar nuestras siglas, debilitar nuestras estructuras y dificultar nuestra acción sindical, que, además, en el caso de Navarra contó con la vergonzosa colaboración de los sindicatos nacionalistas ELA y LAB”.

El Secretario General de la UGT de Navarra ha concluido su intervención asegurando que “esta exposición constata el estrepitoso fracaso de la ofensiva antisindical de la derecha que, ahora en alianza con la ultraderecha, amenaza de nuevo con estrangular la incipiente recuperación de derechos laborales y la reversión de los recortes sociales, para devolvernos a ese mar de precariedad, desigualdad, devaluación salarial, pensiones menguantes, debilitamiento de servicios públicos, desprotección social y privatizaciones al servicio de los privilegiados. Y en nuestras manos va a estar el 28 de abril la oportunidad de elegir las papeletas de votación adecuadas para evitar el desastre”, ha finalizado.

UN SINDICATO FEMINISTA

En el acto, cuya presentación ha corrido a cargo de Amaia Villanueva, también ha intervenido la Secretaria de Política Sindical, Marisol Vicente, que ha caracterizado a la UGT como un sindicato feminista, "no feminista de última hora, sino desde sus mismos inicios, como lo constata el hecho de que junto al resto del movimiento sindical internacional, forzamos la proclamación del Día Internacional de la Mujer Trabajadora en 1910. Mujer y trabajadora, una doble condición que conlleva una doble explotación y una doble desigualdad, aunque hoy se tienda a ignorar la segunda condición para resaltar solo la primera".

"Fuimos pioneros, ha subrayado, en incorporar a una mujer, Virginia González, en 1919, a la dirección nacional de la UGT. Fue la primera mujer que accede al máximo órgano de un sindicato en España. Pero no fue una excepción. Aquí en Navarra, en el ámbito de la enseñanza, tuvimos a maestras que fueron un referente en el ámbito educativo, pero también en nuestro sindicato de la enseñanza, la FETE, y en el político, como Julia Álvarez, primera gobernadora civil durante la República, las hermanas Pepita y Elisa Úriz, Camino Oscoz, brutalmente asesinada, y tantas otras pioneras la lucha por la igualdad".

Según Marisol Vicente, "gracias a estas mujeres, a lo largo de los años, y de muchos esfuerzos, se han ido avanzando y consiguiendo derechos. Se han conseguido leyes que nos han permitido avanzar, aunque no lo suficiente para alcanzar una igualdad real. Porque hoy en día no hay una igualdad real, ni social y laboral". Y ha recordado las cinco brechas de desigualdad que padecen las mujeres en el mercado laboral: más paro, menos y peor empleo, salarios más bajos, conciliación casi exclusivamente a su cargo y, como consecuencia de todo ello, menores pensiones de jubilación.

Por eso -ha señalado- "la UGT y CCOO hemos decidido, también este año, con motivo del 8 de marzo, convocar una huelga de dos horas por turno.Una huelga necesaria, que no necesita justificación a la vista de la realidad que hemos expuesto. Y una huelga feminista, que no femenina, porque la batalla contra la discriminación por razón de género y por la igualdad laboral, salarial y social es un objetivo que requiere el compromiso de todos y todas, de mujeres y de hombres".

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud