Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Paro de larga duración y desprotección social, principales lacras del mercado laboral navarro entre el colectivo de personas de mayor edad

21/07/2017

La crisis y las políticas del PP, especialmente la reforma laboral de 2012, han tenido unos efectos devastadores sobre las personas mayores de 55 años, colectivo que en Navarra, entre los años 2007 y 2016, ha visto aumentar el desempleo en un 388,9%, hasta alcanzar a 4.400 personas, de las que un 63,6% son parados de larga duración y casi un tercio no cuenta con ningún tipo de cobertura o prestación social.

Los cambios producidos en el mercado laboral navarro desde el año 2007 por la crisis y por las políticas regresivas del Gobierno del PP han provocado efectos devastadores sobre las personas mayores de 55 años, uno de los colectivos que, pese a su relativa mejor situación en cuanto al empleo y las condiciones de trabajo, ha experimentado un mayor deterioro de su situación laboral. Es el colectivo de desempleados que más ha crecido a raíz de la flexibilización de los ERE con la reforma laboral de 2012 y que más ha sufrido el cambio de empleo estable y con derechos, por empleo precario y barato con la desregulación introducido por dicha reforma. Así se refleja en el informe “El colectivo de mayores de 55 años en el mercado laboral de Navarra”, elaborado por la UGT.

El dato más relevante que pone de manifiesto el informe es que un colectivo que antes de la crisis registraba un desempleo prácticamente anecdótico, con una tasa de paro del 2,42% en 2007, ha pasado a tener índices de desempleo relevantes, alcanzando el 9,26% a finales del pasado año, lo que significa multiplicar casi por cuatro la tasa de paro. Además el desempleo de este colectivo está adquiriendo perfiles de paro estructural.

Hay que destacar que en el periodo analizado, entre los años 2007 y 2016, mientras el número total de personas desempleadas en Navarra ha aumentado un 161%, entre las personas mayores de 55 años el incremento ha sido del 388,9%. De tal manera que el peso de este colectivo en el total de parados de nuestra Comunidad ha pasado de representar un 6,2% en 2007 a un 11,5% a finales de 2016.

Por otro lado, la distribución del desempleo por sexos presenta una gran desigualdad, ya que mientras la tasa de paro entre los hombres mayores se situaba en el 6,83%, en el caso de las mujeres se ha disparado hasta el 12,17%, casi el doble.

PARO ESTRUCTURAL Y DESPROTECCIÓN

El informe pone de manifiesto el riesgo de que este alarmante incremento del desempleo entre las personas que recorren el último tramo de su vida laboral se convierta en estructural, ya que registra índices muy superiores a la media de Navarra en cuanto al paro de larga y muy larga duración.

De hecho, el 63,6 de las personas mayores de 55 años desempleadas lleva más de un año en paro y el 49,4%, sigue sin empleo dos años después de haberlo perdido. Estos porcentajes son 7 y casi 9 puntos superiores a la media de Navarra, respectivamente.

En datos absolutos, de los 4.400 desempleados de más de 55 años, 2.800 (1.200 hombres y 1.600 mujeres) llevan más de un año en paro y 2.100 (900 hombres y 1.200 mujeres) superan ya los dos años de exclusión del mercado laboral.

Además, se ha producido un descenso en la cobertura de este colectivo, tanto por la extensión del tiempo que se encuentran en situación de paro como por las restricciones de acceso a la protección por desempleo.

Los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (a diciembre de 2016) indican que en Navarra el 32,3% de las personas desempleadas mayores de 55 años no percibe ningún tipo de prestación o subsidio, mientras que un 20,4% percibe la prestación contributiva, un 43,9% el subsidio y un 3,4% otro tipo de prestación.

INTERRUPCIÓN DE LA CARRERA LABORAL Y PÉRDIDA DE INGRESOS PARA LA SEGURIDAD SOCIAL

Una de las consecuencias del aumento del paro y, sobre todo, del paro de larga duración es la interrupción de la carrera laboral en la última fase de la vida activa y en las proximidades de la jubilación. En este sentido, la pensión puede disminuir hasta en 768 euros (un 40%) menos) en algunos casos, lo que significa que la persona afectada recibiría solo el 60% de lo que le correspondería de haber seguido su carrera laboral hasta la edad de jubilación ordinaria.

Otro de los efectos nocivos es la pérdida de ingresos que el sistema de Seguridad Social sufre debido a la falta de empleo en este colectivo. Teniendo en cuenta que estamos hablando de alrededor de 4.400 personas que podrían cotizar a la Seguridad Social y no lo hacen, considerando el salario medio bruto de Navarra (24.863,98 euros) y cotizando un 28,30%, la Seguridad Social deja de ingresar en nuestra Comunidad alrededor de 30,9 millones de euros anuales, cifra que en el conjunto de España asciende a 5.948 millones de euros, algo que ayudaría a solucionar el déficit actual del sistema público.

MÁS OCUPACIÓN TEMPORAL Y PARCIAL

En el periodo de tiempo analizado en el informe (2007-2016), el colectivo de mayores de 55 años ha registrado un incremento de población activa del 32,5% (11.800 personas), un aumento que se ha trasladado también a la población ocupada, que lo ha hecho en un 232,2% (8.200 ocupados más).

El incremento de ocupación se ha concentrado en el sector servicios, con un aumento del 17,6%, mientras que porcentualmente ha disminuido en el resto de sectores.

Durante estos años también se ha producido una erosión de las condiciones de trabajo, pese a mantenerse en estándares medios superiores a la media de Navarra. Así, la tasa de temporalidad del colectivo de personas mayores ha alcanzado en 2016 un 9,9% (2,6 puntos más que en 2007), mientras que la temporalidad media de Navarra disminuía en 2,9 puntos, aunque sigue siendo sensiblemente superior (25,1%).

En cuanto a la tasa de parcialidad, también ha aumentado en el periodo de tiempo analizado, pasando del 16,1% en 2007 al 17,3% en 2016, cifras ambas superiores a la media de Navarra. A ello hay que añadir que un 47,7% de los contratos a tiempo parcial en el colectivo de mayores de 55 años es involuntario, por no poder trabajar a tiempo completo, una cifra 5,6 puntos menor que la media de Navarra (53,3%), con datos de la EPA correspondientes al primer trimestre de 2017.

Finalmente, el salario medio del colectivo de personas mayores (26.210,43 euros brutos anuales) es algo superior al salario medio de Navarra (24.863,98 euros), según los datos relativos a 2015 recogidos por la última Encuesta de Estructura Salarial realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

PROPUESTAS DE LA UGT

A la vista de esta situación, la UGT está planteando, tanto en el ámbito estatal como en nuestra Comunidad, en el ámbito de las negociaciones del Plan de Empleo de Navarra, las siguientes medidas:

En el ámbito del Estado:

- Derogación inmediata de la Reforma Laboral de 2012.

- Derogación del RD 20/2012 de 13 de julio del Gobierno del PP, para que vuelva a situarse la edad de percepción del subsidio de mayores en 52 años y no en 55.

- Eliminar la consideración de rentas familiares en la percepción del subsidio para que ningún desempleado mayor de 55 años quede sin ingresos.

- Subir al 125% la cotización a la Seguridad Social, como era antes, para que la pensión no se rebaje por el periodo de desempleo previo a la jubilación.

En el ámbito de Navarra:

- En el plazo de 6 meses, todos los desempleados mayores de 50-55 años deberán ser objeto de evaluación por el Servicio Navarro de Empleo, para establecer posibilidades y planes de empleabilidad adecuados.

- Poner en marcha itinerarios personalizados de asesoramiento, orientación laboral y recualificación profesional.

- Pese a que discrepamos, con carácter general, de las medidas que implican subvenciones a la contratación, entendemos que, en el caso de este colectivo, se deberían mantener dichas ayudas, ya que pueden jugar un papel de incentivo que en este momento puede resultar positivo.

- Negociar e impulsar un plan especifico de contratación, que debe contar con el compromiso la Confederación de Empresarios de Navarra. Este plan se debería concretar en acuerdos entre patronal y sindicatos en los diferentes sectores y empresas, y estaría destinado cubrir vacantes con personas mayores de 55 años en situación de desempleo estructural.

Informe: "El colectivo de personas mayores de 55 años en el mercado laboral de Navarra".

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud