948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Navarra, la Comunidad con la mayor brecha salarial entre mujeres y hombres

21/02/2013 | UGT

Navarra sigue siendo la Comunidad con las mayores divergencias de ganancias entre mujeres y hombres, ya que la ganancia media anual femenina supuso en 2010 el 73,8% de la masculina, frente al 77,4% nacional, según un informe realizado por la UGT con motivo de la celebración del Día por la Igualdad Salarial, a partir de los últimos datos de la Encuesta de Estructura Salarial, publicada por el Instituto Nacional de Estadística.

La Encuesta, referida a 2010, muestra que la ganancia media anual de los navarros es de 23.824,88¤, un 0,7% más que en 2009 (23.657,71¤) y un 4,5% más que la media nacional (22.790,20¤). Si analizamos los datos por sexos, la ganancia media anual de los hombres en Navarra es de 26.982,49¤, mientras que la de las mujeres es de 19.927,15¤, es decir, un 73,8% del salario de ellos y, por tanto, una brecha salarial del 26,1% (3,6 puntos más que la nacional).

Asimismo, el estudio comprueba, comparando los datos de las tres últimas Encuestas Cuatrienales de Estructural Salarial, que si bien la brecha salarial ha ido descendiendo tanto en España como en Navarra, no lo ha hecho en igual medida en nuestra Comunidad, lo que ha ampliado la diferencia con la media nacional. Los complementos, decisivos en la discriminación salarial En la composición del salario mensual, descubrimos el mayor peso de la discriminación salarial en conceptos como horas extraordinarias (81,86%), complementos de nocturnidad, turnicidad o trabajo durante el fin de semana (63,04%) o las pagas extraordinarias (62,47%). Como consecuencia, las mujeres cotizan menos a la Seguridad Social, lo que influye muy negativamente en las prestaciones sociales contributivas, en caso de prestación por desempleo, y en la pensión por jubilación.

No hay que olvidar que para que una persona trabajadora perciba ciertos complementos, la dedicación a la empresa le excluye o le exime, en función de las circunstancias del cuidado de hijos, de otros familiares y de las tareas del hogar. Tipos de contrato y de jornada Las mujeres con contrato indefinido cobran el 71,04% de lo que cobran los hombres con la misma modalidad contractual (20.958,98 y 29.501,97 euros, respectivamente), lo que significa una brecha salarial del 28,9% frente a la del 8,7% en el caso de un contrato temporal. Así pues, una mejor relación contractual, como supone contar con un empleo con contrato indefinido, conlleva mayores diferencias de salario que cuando se trata de un contrato de carácter temporal. En cuanto al tipo de jornada, las diferencias salariales son mayores en los contratos a tiempo completo: las mujeres cobran un salario medio de 24.020 euros, frente a los 29.316,38 euros que perciben los hombres (brecha del 18,06%). Formación y antigüedad, dos clichés desmontados Han perdido vigor las tesis que fundamentaban la brecha salarial en la escasa formación de las mujeres, ya que las diferencias salariales superan la media en todos los niveles educativos, salvo en el del grupo de personas que cuentan con una licenciatura o una ingeniería de grado superior, pero que se sitúa por encima del 22%.

En Navarra, para alcanzar las retribuciones de un hombre sin estudios (17.984,37), una mujer debe contar con un título de Formación Profesional, bien un grado medio (17.013,92) o superior (19.001,54). Por el contrario, para percibir un salario equivalente al de una mujer licenciada (29.175,43), a un hombre le basta con la Educación Secundaria.

 A pesar del aumento de los niveles de formación de las mujeres, estos no han encontrado su traslado en las retribuciones salariales, por lo que nos encontramos en muchos casos con mujeres con una cualificación superior o muy superior a las tareas que desempeñan en sus puestos de trabajo. El segundo argumento que se utiliza para justificar la brecha salarial recae en la inserción laboral tardía de las mujeres al empleo, y de sus interrupciones de carrera, por alejarse del mercado laboral para cuidar de sus hijos e hijas y otros familiares. Sin embargo, al relacionar la brecha salarial con la antigüedad, constatamos que las diferencias persisten a pesar de contar con el mismo número de años de permanencia en el empleo.

Propuestas para avanzar en la eliminación de la brecha salarial

La igualdad efectiva entre mujeres y hombres pasa, necesariamente, por la igualdad en los salarios, por la ausencia total de discriminaciones salariales, teniendo en cuenta el concepto de "igualdad de retribuciones por trabajos de igual valor", porque va mucho más allá del que establece "igual salario para igual trabajo". El cálculo de las retribuciones debe incluir, no sólo los conceptos salariales, sino también los extrasalariales como así recoge nuestro Estatuto de los Trabajadores.

La UGT apuesta por aprovechar todas las vías de negociación, tanto de convenios colectivos, como de planes de igualdad, para introducir medidas que reduzcan o eliminen la brecha salarial entre mujeres y hombres. Asimismo, reiteramos la necesidad de introducir modificaciones en la legislación española para incluir, entre otras medidas, la obligación empresarial de disponer de un libro registro actualizado en el que figuren, desagregadas por sexo, todas las retribuciones, cualquiera que sea el concepto, que perciben los trabajadores de la empresa; establecer dentro de las empresas la realización de auditorías periódicas en materia de retribución; o retomar y reforzar un plan específico en materia de discriminación salarial entre mujeres y hombres por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, dotándola de medios técnicos y financieros adecuados.

Leer el informe completo

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud