948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT lamenta la nueva muerte ocurrida en una obra de Erripagaña y pidel al Gobierno y a la CEN una reunión urgente para afrontar la siniestralidad laboral, que ha entrado en una situación de alarma

16/08/2018

A la espera de que la investigación en marcha esclarezca la muerte de un trabajador en unas obras de construcción de Erripagaña, la UGT solicita al Gobierno de Navarra y a la CEN una reunión urgente para abordar la gravísima y alarmante situación por la que atraviesa la siniestralidad laboral en nuestra Comunidad, que en lo que llevamos de año se ha cobrado la vida de nueve personas.

La UGT viene advirtiendo desde hace tiempo del constante incremento que desde el año 2013 registra la siniestralidad laboral en Navarra, como consecuencia de los recortes en la inversión preventiva llevados a cabo por las empresas en el marco de la crisis económica, pero también por la relajación de la actividad de vigilancia que corresponde a la Administración Pública y a la desaparición de programas de actuación dirigidos a reforzar la formación e información de empresas y trabajadores sobre esta materia.

En el año 2013 se produjo un cambio de tendencia en la evolución de la siniestralidad laboral en Navarra de tal calado, que, mientras entre los años 2000 y 2012 el descenso de los accidentes fue constante y la siniestralidad se redujo un 65%, pasando de 80,4 a 28,2 accidentes por cada mil trabajadores, entre 2012 y 2017 el aumento también ha sido sostenido y los accidentes han aumentado un 24%, subiendo de 28,2 a 35 accidentes por cada mil trabajadores.

De los estudios realizados por la UGT sobre la siniestralidad laboral se deduce que el perfil del trabajador accidentado responde al de una persona joven, de origen extranjero, con menos de seis meses de antigüedad en la empresa, con contrato temporal y como consecuencia de todo ello, con escasa o nula formación e información sobre los riesgos de su puesto de trabajo y las medidas de prevención que debe adoptar.

Varias de estas características se dan en algunas de las víctimas mortales que se han registrado en Navarra, 9 en lo que llevamos de año, una cifra muy superior a las registradas en los años 2016 y 2017, que contabilizaron 6 fallecidos cada año.

Con el accidente mortal de Erripagaña estamos hablando de cuatro fallecidos en menos de un mes, situación que, en opinión de la UGT, ha disparado todas las luces de alarma.

Por ello, el sindicato reclama al Vicepresidente Económico, Manu Ayerdi, y a la patronal CEN la celebración de una reunión urgente para analizar la situación y adoptar las medidas necesarias para hacer frente a una lacra, que crece de manera incesante y que exige la puesta en marcha de un plan global de choque.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud