948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Javier Lecumberri reivindica, desde la autocrítica, la honradez como seña de identidad de la UGT

16/03/2015

"Al igual que a un soldado el valor se le supone, a un sindicalista de la UGT la honradez no se le puede poner en duda". Con esta frase, y tras realizar un ejercicio de autocrítica, el Secretario General de la UGT, Javier Lecumberri, reivindicó el sábado, en la asamblea consultiva celebrada por el sindicato en Madrid, la honradez como seña de identidad de la UGT.

Ante 1.500 representantes de todas las Federaciones estatales y Uniones de Comunidad Autónoma, Javier Lecumberri fue el encargado de responder a las preguntas planteadas por la afiliación sobre cuestiones relacionadas con la ética, la transparencia y la corrupción.

Lecumberri recordó que, en este momento, hay nueve personas vinculadas a la UGT que están afectadas por procesos judiciales que se siguen en juzgados de Sevilla, sobre presuntos ERE fraudulentos e irregularidades en la gestión económica de fondos públicos; en Madrid, sobre el uso de tarjetas opacas por parte de antiguos consejeros de Caja Madrid, y por una comisión de investigación del Parlamento asturiano sobre el patrimonio del anterior Secretario General del SOMA.

Se refirió a lo ocurrido distinguiendo tres tipos de situaciones distintas: “Primero, las cosas que hemos hecho con buena voluntad, pero que son muy difíciles de explicar. En segundo lugar, los errores de gestión o el uso irregular de fondos públicos. Y por último, la apropiación de dinero en beneficio personal, por parte de algún chorizo”. “Estos últimos casos -afirmó Lecumberri-, han sido vergonzosos y aislados, pero hay que reconocer que, al haberse producido en diferentes lugares y haber salido a la luz en un periodo de tiempo corto, la opinión pública y nosotros mismos los hemos sentido como si fuera un mal generalizado”.

En cuanto a cómo había reaccionado el sindicato ante estos casos, destacó que el SOMA-UGT “resolvió el problema en cuestión de horas, expulsando a Villa” (anterior Secretario General). Y añadió que “los mineros entendieron la decisión y, al poco tiempo, en las elecciones sindicales, renovaron la abrumadora mayoría del SOMA-UGT en todos los pozos de Hunosa”.

Sin embargo, en opinión del Secretario General de la UGT de Navarra, “en otros casos, hay que reconocer que tenemos la sensación de haber reaccionado un poco como todos, es decir, primero, negando el caso; después, buscando excusas para justificarnos, y finalmente, en algunos casos, a regañadientes, asumiendo finalmente responsabilidades”.

Pero junto a este ejercicio de autocrítica, Javier Lecumberri quiso subrayar que “en este momento, ni un solo responsable de la organización que se ha visto salpicado por algún caso de corrupción sigue al frente del sindicato. Todos han sido apartados de sus responsabilidades. Y esto también hay que decirlo, porque es verdad y porque ninguna otra organización o partido político de este país puede decir lo mismo”.

Lecumberri reivindicó la honradez y la honestidad como valores fundamentales de la UGT. “De igual manera que la corrupción anida en el propio concepto de mercado capitalista, la honestidad forma parte del ADN de la izquierda y del socialismo” -dijo-.

Y añadió: “cuando alguno de los nuestros reproduce comportamientos que son más propios de nuestros adversarios de clase, además de ser una vergüenza, nos desarma ideológicamente y nos deslegitima como organización”.

Y para terminar, y hablando de procesos contra la UGT, recordó que “lo que sí tenemos en este momento es a 80 compañeros y compañeras imputados judicialmente o condenados a penas de cárcel por ejercer el derecho constitucional a la huelga, por participar en piquetes informativos y defender los derechos de los trabajadores. Aunque a estos casos no se le haya dedicado ni una sola portada en ningún periódico de este país”.
Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud