Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

FICA-UGT destaca que el nuevo convenio estatal de la Construcción obliga a todas las empresas e impide utilizar la reforma laboral para degradar las condiciones de trabajo

24/10/2017

FICA-UGT ha valorado las mejoras conseguidas en el convenio estatal de la Construcción, especialmente el establecimiento de la prioridad aplicativa del convenio sectorial sobre los convenios de empresa y las ha defendido como base para la negociación del convenio sectorial en Navarra, que afecta a unos 16.000 trabajadores, y cuya negociación se encuentra paralizada desde junio.

El Secretario General de FICA-UGT de Navarra, Lorenzo Ríos, ha explicado que en la actualidad en la Comunidad Foral hay 16.324 trabajadores ocupados en el sector de la construcción y afines (un 59,5% menos que los 40.302 contabilizados en el año 2008), de los que 12.491 son estrictamente en el sector de Construcción, que en dicho periodo ha perdido 20.328 trabajadores, el 61,9% de las personas ocupadas en este sector.

El peso de la Construcción sobre la producción total de Navarra era de un 6,83% en 2015 (frente al 10,62% en 2008) y el peso de la remuneración de los asalariados de la construcción respecto al total en Navarra era del 3,77% en 2017 frente al 11,36% de nueve años antes.

Con estos datos, Ríos ha alertado de la situación de los trabajadores, a los que la última reforma laboral ha sometido a "una profunda debilidad intencionada", ya que da "muchas posibilidades a los empresarios de poder escaparse de la disciplina del convenio colectivo", en tres aspectos especialmente: "El descuelgue sin causa, la inaplicación del convenio e incluso la propia ultractividad".

No obstante, ha explicado que "el convenio general de la construcción en España que se acaba de firmar garantiza preservar los derechos de los trabajadores, asegurar su cumplimiento y, por supuesto, proteger su fuerza vinculante".

Ríos ha sido firme al asegurar que “el cumplimiento del convenio colectivo del sector de la construcción es algo irrenunciable para nosotros". En Navarra, -ha señalado- el 100% de las empresas de construcción son pequeñas y medianas empresas y 70% ni siquiera alcanzan los 6 trabajadores y, por tanto, ni tienen ni pueden tener representación sindical, " lo que prácticamente convierte en algo heroico negociar convenios sectoriales", ha reconocido el sindicalista, quien además ha lamentado la pérdida de "fuerza vinculante" en muchas empresas como consecuencia de la reforma laboral, “situación que el nuevo convenio estatal viene a corregir”.

Por ello, ha dado valor al acuerdo firmado ya que "en el convenio estatal se ha conseguido, porque está firmado por los empresarios, que se garanticen unas condiciones homogéneas, la fuerza vinculante del convenio y la prioridad aplicativa de las condiciones de trabajo".

"Esto nos parece que pone orden en el sector", ha añadido Ríos, que también ha pedido que "tanto la Administración como al resto de sindicatos que defiendan la aplicación de este convenio estatal, porque es una norma que va a proteger y asegurar las condiciones ante el incumplimiento del convenio colectivo en Navarra de manera importante".

SUBIDA SALARIAL DEL 1,9%

En este sentido, Demetrio Muñoz, responsable del sector de Construcción de FICA-UGT, ha añadido que "la firma de este convenio estatal constituye un auténtico paraguas para todos los trabajadores y trabajadoras del sector, ya que garantiza unas condiciones laborales dignas, con independencia del territorio y el tipo de empresa".

Según ha informado, el nuevo convenio estatal, firmado en septiembre, ha establecido una vigencia de cinco años, con un incremento salarial del 1,9% para 2017, con efectos retroactivos al 1 de enero de este año, subida que es de obligado cumplimiento para todas las empresas de Navarra y que tienen que hacerlo efectivo antes de que finalice el mes de noviembre.

Además, junto a la prioridad aplicativa, el convenio estatal introduce, entre otras medidas, un plus del 20% sobre el salario base para los trabajadores que deban realizar labores especialmente penosas, tóxicas o peligrosas, y un plus de conservación, guardias, retén, disponibilidad y sistemas de viabilidad invernal en contratas de mantenimiento de carreteras, que la UGT venía reivindicando desde hace mucho tiempo para este colectivo de trabajadores, y que se fija en un mínimo de 4 euros diarios, lo que supondrá 80 euros brutos al mes, equivalente aproximadamente a un 7% de incremento adicional para los trabajadores afectados.

En definitiva, para Muñoz "estos aspectos, junto a la prioridad aplicativa de este convenio estatal, establecen una base digna de condiciones laborales para el conjunto del sector de la construcción que en Navarra se intentará mejorar en las negociaciones del convenio provincial sectorial".

"YA NO HAY EXCUSAS PARA NO NEGOCIAR EN NAVARRA"

Muñoz ha aprovechado para explicar que la "las negociaciones en el convenio provincial de la construcción en Navarra están paralizadas desde el pasado mes de junio como consecuencia de la actitud de la patronal, que condicionó la negociación, a la firma del convenio estatal". Por ello, ha añadido que "ya no existen excusas para no retomar las negociaciones".

El responsable del sector de la construcción de UGT en Navarra ha expuesto cómo "en la última reunión la patronal respondió con un no rotundo a las plataformas reivindicativas planteadas por los diferentes sindicatos".

Demetrio Muñoz ha comentado que "la plataforma unitaria de UGT y CCOO, que supone más del 60% de representación sindical planteó la mejora del poder adquisitivo en los tres años propuestos de vigencia, con incrementos del IPC más 2 puntos en 2017, y más 1 punto en 2018 y 2019". En este sentido, ha añadido que también se planteó "una reducción de la jornada ordinaria anual a 1.722 horas en 2017, 1.714 en 2018 y 1.706 en 2019".

Por último, la propuesta incluía "mejoras en permisos y licencias, seguros en caso de fallecimiento e invalidez y complementar hasta el 100% del salario real desde el primer día en caso de IT" y recogía "medidas para limitar los efectos de la reforma laboral, como el mantenimiento de la ultractividad ilimitada y la inaplicación del artículos 41 y 82.3 del Estatuto de los Trabajadores, referidos a la modifación sustancial y a la inaplicación de las condiciones de trabajo".

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud