Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La FeSP-UGT critica el intento de imponer el conocimiento de euskera para acceder al empleo público en Tafalla y Berrioplano

13/11/2017

La Federación de empleados y empleadas de Servicios Públicos (FeSP) de la UGT de Navarra manifiesta su profunda discrepancia con los criterios que han establecido los ayuntamientos de Tafalla y Berrioplano, entre otros, de conocimiento del euskera para acceder a puestos de trabajo municipales, y que tienen una grave repercusión en las posibilidades de acceso a esas administraciones a la mayoría de los ciudadanos.

En los últimos días se ha conocido la intención del Ayuntamiento de Tafalla de aprobar una Ordenanza municipal por la que el conocimiento de euskera pasaría a ser determinante en las posibilidades de acceso a puestos de trabajo en el municipio, lo que dejaría en inferioridad de condiciones a la mayoría de la población de Tafalla y de Navarra.

Así mismo, el sindicato critica la modificación de la plantilla orgánica en Berrioplano, que supone que más de la mitad de las plazas, 12 de 22, deberán tener como requisito imprescindible el euskera, mientras que en todas las demás se valorará como mérito, además de crearse tres nuevas plazas, todas ellas con requisito imprescindible del Euskera y dos de ellas con el máximo nivel, el EGA, que ni siquiera poseen la mayoría de los vascoparlantes. Todo ello en una población en la que la inmensa mayoría desconoce el idioma, por lo que no podrá acceder a trabajar en su propio Ayuntamiento. Estas mismas situaciones se están extendiendo a otros Ayuntamientos de Navarra.

La UGT siempre ha luchado por la igualdad y los derechos de todos los trabajadores, por lo que hacemos pública la denuncia de cualquier pretensión de establecer discriminaciones en el acceso al empleo público, favoreciendo enormemente a una minoría en detrimento de la mayoría de la clase trabajadora, exigiendo requisitos en porcentajes completamente alejados de la realidad social de la localidad.

La formación y la cultura son derechos de los ciudadanos y de los trabajadores, y entendemos que es positiva cualquier medida que, respetando la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, fomente el acceso a la formación y la cultura, pero eso no debe traducirse en la discriminación de toda aquella persona que no posea esos conocimientos de antemano, sino en una política de fomento real del acceso al conocimiento del euskera para todo aquel trabajador y trabajadora que, careciendo de tales conocimientos, lo desee.

En la FeSP-UGT de Navarra respetamos profundamente y amamos el euskera como patrimonio cultural propio de parte de nuestra Comunidad, y entendemos que el establecimiento de elementos discriminatorios para aquellos ciudadanos que no lo conocen, lejos de favorecer el arraigo de la lengua y la convivencia de los navarros, solo contribuye a la radicalización de posiciones contrarias de las personas que se ven discriminadas y perjudicadas por estas medidas provocando precisamente el efecto contrario.

Instamos pues a las Administraciones que realmente quieran apostar por la promoción del euskera, a que en vez de establecer discriminaciones basadas en su conocimiento, faciliten la formación de sus trabajadores, y en vez de impedir que entren a trabajar quienes no lo dominan, de forma completamente alejada de la realidad social, allanen el camino a quienes, estando ya dentro de la Administración, quieran acceder a su aprendizaje, y para ello digan cuántos recursos y cuánto dinero están dispuestos a poner encima de la mesa para que su personal adquiera los conocimientos de esta lengua necesarios para poder atender a los ciudadanos que lo deseen, en vez de pretender que sus trabajadores sepan todos euskera sin gastarse un solo euro de sus presupuestos.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud