948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT exige a la Consejera de Educación que cumpla su compromiso de extender el contrato y abonar los meses de verano al personal internino que ha trabajado un mínimo de cinco meses y medio

03/07/2019

La UGT ha exigido a la Consejera de Educación que cumpla su compromiso de extender el contrato y abonar los meses de verano al personal que ha desempeñado docencia un mínimo de cinco meses y medio a lo largo del curso 2018/19. La responsable de Enseñanza del sindicato, Mª José Anaut, señala que la UGT lleva meses fiscalizando este compromiso, y que ha detectado la falta del desarrollo normativo necesario para su cumplimiento, ante la cual ha pedido numerosas explicaciones a las áreas pertinentes.

Anaut dice que un año es tiempo más que suficiente para hacer el completo desarrollo normativo que requiere para su aplicación, y que lleva meses escuchando cómo los técnicos del Departamento de Educación acusan la falta de un mínimo desarrollo normativo para poder aplicar la medida, aspecto éste que le parece escandaloso. En su opinión, no es que no haya habido tiempo, es que no ha habido voluntad política para abordarlo y el Departamento debe responder por ello.

La UGT recueda que dicho compromiso, suscrito el pasado mes de agosto del 2018 y publicado a través de la Orden Foral 86/2018 en el Boletín Oficial de Navarra número 186 de 25 de septiembre dice literalmente: “A partir del curso 2018/19, inclusive, se extenderá automáticamente el contrato a los meses de verano al personal interino que haya trabajado un mínimo de cinco meses y medio a lo largo del curso.”

El sindicato concluye advirtiendo que, si se corrobora el incumplimiento de dicho compromiso, emprenderá las acciones necesarias y reclamará su aplicación a todos los efectos.

LA OPE DE CÁTEDRAS DE CONSERVATORIO, UN FRACASO QUE PODÍA HABERSE EVITADO

Por otro lado, la UGT lamenta que el 54,5%, de las plazas existentes en la OPE de catedráticos de Conservatorio, es decir, 12 de las 22 plazas ofertadas, hayan quedado sin cubrir, una circunstancia que sindicalmente solo puede calificarse de fracaso y que podía haberse evitado.

Recuerda el sindicato que tras la sorpresa del anuncio de la Consejera de su intención de convocar estas oposiciones con apenas cuatro meses para su realización, la UGT llevó a cabo diversas acciones para pedir que se realizaran más adelante para dar tiempo suficiente a las personas aspirantes y poder tener una preparación adecuada, por ser una situación que genera un gran impacto laboral. También recuerda que solicitó una moratoria para aquellos docentes que estaban ultimando la obtención de todos los requisitos y poder de esta forma, acceder al empleo fijo.

A la vista del resultado, es evidente que las reclamaciones para que se retrasar la oposición estaban plenamente justificadas, ya que es prácticamente imposible preparar unas oposiciones de esta envergadura con tan escaso margen de tiempo.

Además, desde la publicación de la convocatoria, la UGT realizó numerosas peticiones de modificación y aportaciones para su mejora, dado que había percibido numerosos errores e inconcreciones, ante las que la actitud del Departamento fue dar la callada por respuesta.

Así mismo, se produjeron numerosas incidencias que han afectado muy negativamente al proceso. Entre ellas, el sindicato se refiere a que los criterios de calificación se iban publicando tras la celebración de las pruebas, perjudicando así a las personas aspirantes, que no podían saber cómo iban a ser evaluados con tiempo suficiente, o al hecho de que los tribunales, conformados en numerosas especialidades por profesores no especialistas de la materia, que examinaban en los turnos de preguntas de las pruebas, se alejaran completamente de preguntar sobre los ejercicios en cuestión.

La responsable de Enseñanza de la UGT, Mª José Anaut, asegura que el sindicato ha recibido numerosas quejas de aspirantes por la exigencia de acreditación de un requisito de formación (Máster, Doctorado o DEA) que debía acreditarse a la entrada de la segunda de las pruebas y denuncia que cada tribunal ha actuado con diferentes criterios, llegando a impedir la participación de aspirantes, por faltar la acreditación del expediente, una actuación que considera errónea, puesto que, con un título válido para acreditarse, se les debería haber dejado realizar el examen a expensas de una posterior acreditación del expediente.

La UGT considera incomprensible que desde la Dirección de Recursos Humanos se establezca que la revisión de las calificaciones debe posponerse al mes de septiembre, teniendo en cuenta que si se desea presentar recurso de alzada, hay que hacerlo en el plazo de un mes, siendo conveniente y necesario comprobar todas las actillas. El sindicato señala que el procedimiento administrativo permite al interesado acceder al expediente “en cualquier momento de su tramitación”, por lo que considera que se debe atender a los aspirantes y que dicha medida es inapropiada en este caso.

Por último, critica que, pese a su asidua presencia en la celebración de las pruebas, el Director de Recursos Humanos no hiciera nada para evitar o corregir este tipo de incidencias.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud