948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT denuncia la campaña fascista de ataques a sedes y domicilios particulares de dirigentes del sindicato en Navarra

17/06/2019

La UGT denuncia la campaña fascista que desde grupúsculos de la izquierda abertzale se viene desarrollando en las últimas semanas contra sedes del sindicato e incluso domicilios particulares de dirigentes de la organización, el último de los cuales se produjo la madrugada del sábado en Tafalla.

La sede de la UGT en Tafalla ya fue atacada con pintadas insultantes y amenazantes el pasado mes de abril, al igual que la sede de Estella y el domicilio particular de un dirigente del sindicato, en lo que parece constituir una campaña de coacciones y amedrentamiento de tintes fascistas que, a tenor del contenido de las pintadas, con el tradicional “jo ta ke” y dianas, no cabe ninguna duda de que proceden de grupúsculos de la izquierda abertzale.

En estas circunstancias, la UGT considera paradójico que un sindicato perteneciente al mundo de la izquierda abertzale, como es LAB, le reclame solidaridad en defensa de la libertad sindical, ante las sanciones y juicios a los que se enfrenta por conflictos en empresas de Navarra, cuando guarda un clamoroso silencio ante esta campaña de agresiones, o cuando en una de esas empresas, Huerta de Peralta, el delegado de UGT y los afiliados al sindicato fueron acosados, con un caso de agresión física, juzgado y condenado, por discrepar de la estrategia desplegada por LAB, y en el otro, la Sanguiovesa, los miembros de la UGT han sufrido constantes insultos y descalificaciones, tras ganar las elecciones sindicales.

No sólo eso. Tras la huelga general de 2012, más de 300 sindicalistas de UGT y CCOO fueron imputados con penas de hasta 8 años de cárcel por participar en piquetes informativos. Pero ni en las movilizaciones frente a esta política represiva, ni en las iniciativas legislativas impulsadas por nuestras dos confederaciones sindicales para eliminar los artículos del Código Penal sobre delitos de coacción en los que se basaron las acusaciones, que no se habían utilizado desde el final de la dictadura franquista, recibimos la solidaridad ni el acompañamiento de LAB.

Por tanto, compartiendo con LAB la necesidad de defender la libertad sindical y el derecho de huelga, resulta difícil que la UGT participe en cualquier iniciativa conjunta, cuando dicho sindicato está atacando en la práctica aquello que dice defender. Quizá si algún día LAB es capaz de respetar la libertad del resto de las organizaciones sindicales y el derecho a la discrepancia a la hora de abordar conflictos, negociaciones y acuerdos, podamos buscar espacios de encuentro al servicio de los intereses generales de la clase trabajadora.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud