948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT cumple 130 años

16/08/2018 | Jesús Santos Pérez, Secretario General de la UGT de Navarra

Este domingo 12 de agosto, la UGT ha cumplido 130 años y ha celebrado un acto conmemorativo en Barcelona, ciudad en la que en 1888 obreros que trabajaban en la Exposición Universal se organizaron para defender sus derechos y mejorar sus condiciones laborales y constituyeron la Unión General de Trabajadores.

130 años de historia que han tenido sus luces y sus sombras, sus aciertos y sus errores, aunque, sin duda, han tenido que ser más las luces y los aciertos para que una organización sindical conozca tres siglos diferentes, atraviese parte de la Restauración en el XIX y principios del XX, la dictadura de Primo de Rivera, la II República, la Guerra, la dictadura franquista, la Transición y el actual periodo democrático en el XX, y la mayor crisis económica que ha conocido el mundo desde 1929 en este siglo XXI, y siga teniendo la gran base afiliativa y la representatividad en las empresas con que cuenta la UGT en este momento.

Han tenido que ser más las cosas bien hechas para que cerca de un millón de trabajadoras y trabajadores, alrededor de 16.000 en Navarra, estén organizados hoy bajo estas siglas históricas y centenarias.

Y desde mi punto de vista, la explicación de esta combinación de longevidad y vitalidad está en la coherencia con la que los hombres y las mujeres de la UGT han dado continuidad a lo largo de tantas décadas a la lucha en defensa de los principios fundacionales de libertad, igualdad, justicia social, fraternidad e internacionalismo obrero.

Una lucha siempre orientada a la búsqueda del acuerdo más favorable a los intereses de la clase trabajadora. Porque somos, y siempre hemos sido, un sindicato pactista, que utiliza la huelga siempre como medio, nunca como un fin en sí mismo, cuando no queda otro camino, y que trata de evitar el enconamiento de los conflictos, a veces inevitables, porque sus costes para los trabajadores suelen ser mayores que los beneficios. Y en eso nos diferenciamos de quienes han convertido la huelga en un fin con objetivos propagandísticos, de quienes utilizan y manipulan a los trabajadores al servicio de intereses partidistas y de sigla.

En Navarra, la constitución de la UGT se produciría trece años más tarde, en 1901, de la mano del cantero tafallés Gregorio Angulo, bajo cuyo liderazgo se unen las diferentes sociedades obreras. El carácter eminentemente agrario del proletariado navarro de aquella época, su dispersión y mayor vulnerabilidad que el industrial, la mayor tardanza en el surgimiento y enraizamiento de las ideas socialistas en un contexto social muy conservador y religioso, explican esta demora.

Pero en ese primer tercio del siglo XX y, especialmente, en el corto periodo republicano, la UGT se asienta con fuerza en Navarra y se convierte en la organización sindical preponderante, desarrollando un potente sindicalismo agrario, incidiendo en la modernización y extensión de la enseñanza con la colaboración de un nutrido grupo de maestras y maestros comprometidos con la educación como herramienta de igualdad social, y poniendo en marcha una red de solidaridad y asistencia mutua, integrada por servicios médicos, economatos populares, viviendas baratas, actividades recreativas para los niños, etc.

El golpe del 18 de julio de 1936 y la brutal represión posterior, que se materializó en el asesinato de alrededor de 1.300 ugetistas, un 10% de los miembros con que contaba el sindicato y más de un tercio del total de personas fusiladas en Navarra, interrumpió la trayectoria y el trabajo de nuestra organización, que se reconstruye a principios de los 70, todavía en la clandestinidad, recuperando en los 80 la hegemonía y el liderazgo del movimiento obrero navarro.

Afrontamos la reconversión industrial de los 80, que sentó las bases para el desarrollo posterior, participamos activamente en los 90 en la creación de un marco navarro de relaciones laborales basado en el diálogo, la concertación y el acuerdo, cuyo despliegue dio lugar al Servicio Navarro de Empleo, a los diferentes Planes de Empleo de Navarra, al Tribunal Laboral y a un importante número de acuerdos que contribuyeron a situar a nuestra Comunidad entre las más avanzadas y prósperas de la Unión Europea. Y hemos sido capaces de afrontar la terrible crisis económica de 2008, de minimizar hasta donde ha sido posible los daños y de sobrevivir como organización al intento de los poderes económicos de acabar con el sindicalismo de clase.

Y aquí seguimos, con fuerza, con convicción y con ganas de continuar peleando por mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras y trabajadores, por seguir contribuyendo a hacer de Navarra una tierra más libre, más justa y más solidaria, en la que merezca la pena vivir y se pueda hacer con dignidad. Creo, con humildad, que podemos afirmar que hemos cumplido.

Jesús Santos Pérez, Secretario General de la UGT de Navarra.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud