948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La crisis precariza aún más el sector de las Limpiezas, caracterizado por su alta temporalidad y parcialidad desmedida

24/06/2015

La crisis ha precarizado aún más las condiciones laborales de las alrededor de 8.000 personas que trabajan en el sector de las Limpiezas en Navarra, caracterizado por su alta temporalidad y parcialidad desmedida, según un informe elaborado por el Gabinete de Estudios de la UGT de Navarra, presentado esta mañana en rueda de prensa por Rosa Sampedro, Secretaria Sectorial de Limpieza y Servicios de la Federación de Servicios a nivel estatal (FES-UGT); Luis Hernández, Secretario General de FES-UGT de Navarra, y Álvaro Suárez, técnico del Gabinete de Estudios de la UGT de Navarra y autor del informe.

En el informe, presentado además en una jornada informativa organizada por el sindicato, se destaca que temporalidad, parcialidad o multiactividad demuestran la precariedad de un sector, el de las Limpiezas, que la crisis ha agravado, y que afecta sobre todo a las mujeres, que constituyen la mayoría de los recursos humanos.

Así, el 96,6% del total de contratos en la ocupación de Personal de limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos realizados en 2014 fueron temporales, con porcentajes muy similares entre hombres y mujeres. Además, el 40% de los contratos firmados por mujeres y el 50% de los firmados por los hombres tenían una duración menor a 6 días.

Por otra parte, el 65% del total de personas contratadas lo fueron con jornadas a tiempo parcial, aspecto en el que se agrava la brecha entre hombres y mujeres: el 70,1% del total de las mujeres contratadas como Limpiadoras lo son en jornadas a tiempo parcial (10.958 contratos), frente al 46% de los hombres contratados (1.931 contratos).

Así, son muy pocos los empleos de limpieza que ofrecen una jornada de 8 horas diarias, que convierten a la persona empleada en una auténtica “privilegiada” en el sector, por disponer de un salario digno y un empleo estable, con unos horarios y unos turnos estables; en su mayoría se trata de jornadas de dos o tres horas, incluso de una hora.

Esto obliga a ocuparse en varias empresas, con diversas jornadas y en distintos centros de trabajo, lo cual conlleva, entre otras cuestiones, desplazamientos de un puesto a otro, y la consecuente pérdida de tiempo y dinero.

A estas jornadas parciales se han sumado las reducciones de jornada que han realizado la mayor parte de las empresas a raíz de la crisis, con el objetivo de reducir costes, cuando no han eliminado el servicio de limpieza externo para desarrollar estas tareas de manera interna.

Antes de la crisis, la alta temporalidad y la parcialidad en las jornadas, unidas a la existencia de ofertas de empleo en el mercado laboral provocaban una alta rotación de trabajadores por este sector. Con la crisis y la ausencia de ofertas de empleo, las personas carecen de perspectivas de mejora en el mercado laboral, lo cual ha disminuido la rotación del personal.

En este contexto, la subrogación constituye otro de los rasgos peculiares y particulares del sector. Estos años de crisis han alimentado una cierta “guerra de precios” en los concursos de limpiezas que ha generado diversas consecuencias, como la reducción del número de horas de las jornadas establecidas con anterioridad a la subrogación para, de esta manera, “rentabilizar” su contrata. Esto ha generado denuncias y protestas de las trabajadoras, si bien en muchas ocasiones el personal, por miedo a ser despedido, no denuncia y acata lo que la empresa le propone.

Perfil de la persona trabajadora del sector

El sector de las Limpiezas en Navarra se caracteriza por su feminización, la edad avanzada de sus trabajadores y la segregación ocupacional.

Así, el perfil de la persona empleada en el sector es el de una mujer con más de 45 años, española, y relegada a las categorías profesionales más bajas.
• El 80% y el 90% del total de las personas ocupadas son mujeres.
• El 86% del total de contratos realizados a mujeres han sido firmados por mujeres con nacionalidad española.
• El 44,1% de las mujeres contratadas tienen más de 45 años. Las subrogaciones y la ausencia de rotación de las plantillas cuando se van jubilando conlleva que el sector necesite cierta renovación del personal.
• Existe una clara división de los profesionales del sector por sexo: las mujeres ocupan sobre todo, y casi exclusivamente, la categoría profesional de Limpiadoras, mientras que los hombres suelen emplearse como Peones especialistas.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud