948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La crisis y la falta de corresponsabilidad en la conciliación acentúan la precarización de la mujer trabajadora

03/03/2015

Las precarias condiciones laborales y la difícil situación económica de las familias como consecuencia de la crisis y de los recortes en las prestaciones sociales está complicando cada vez más el acceso a las prestaciones por maternidad y, en consecuencia, a la conciliación familiar y laboral. Así lo ha denunciado Maite Pérez, Secretaria para la Igualdad y Política Social de la UGT de Navarra en la presentación, esta mañana, de un informe del Gabinete de Estudios de la UGT de Navarra sobre la situación laboral de la mujer.

Informe de la UGT sobre la situación laboral de la mujer

En la presentación ha participado también Estíbaliz Gracía, responsable del Departamento de la Mujer del sindicato, quien ha explicado que las prestaciones por maternidad se han reducido un 11,09% (589 menos) en los últimos tres años, y las excedencias por cuidado familiar han disminuido en un 16,09% entre 2012 y 2013.

Según ha manifestado: "Con este informe queremos dar un paso más allá y mostrar la situación que viven muchas mujeres en nuestra Comunidad, que son la precariedad, la inestabilidad y la dificultad para conciliar la vida laboral con su vida familiar". A su juicio, "abandonar el mercado laboral para cuidar sitúa a las mujeres en una situación de dependencia, ya que conlleva tanto la pérdida de ingresos como la desconexión con el mundo laboral".

Maite Pérez ha informado de los actos organizados por la UGT de Navarra con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora: el viernes, día 6, tendrá lugar una concentración frente a la sede del sindicato a las 12 horas, y posteriormente habrá un acto sindical en el que varias delegadas compartirán sus experiencias.

MENOS PRESTACIONES

Según el estudio, en 2014, las prestaciones por maternidad se redujeron en un 2,48% respecto al año anterior, lo que equivale a 120 prestaciones de maternidad menos. A este descenso se suma el 3,7% del año 2013 y el 5,33% de 2012.

Las excedencias por cuidado familiar entre 2012 y 2013 se han reducido en un 16,09% como consecuencia, entre otros motivos, de la falta de empleo en las familias.

En 2013, las excedencias por cuidado familiar afectaron a 1.340 personas, un 16,09% menos respecto al año anterior (257 personas menos) y por sexo, 1.266 mujeres y 74 hombres se acogieron a estas excedencias. En concreto, 1.190 correspondían al cuidado de hijos (1.136 mujeres y 54 hombres) y 150 al cuidado de familiares (130 mujeres y 20 hombres).

Este descenso no supone precisamente una mejora para los trabajadores con responsabilidades familiares, porque responde al hecho de que, en el contexto de crisis en el que nos encontramos, quien tiene empleo procura no solicitar dicho permiso y así no abandonar temporalmente el mercado laboral para dedicarse al cuidado de menores o dependientes.

Por tanto, la opción laboral de la mujer, sobre la que recaen principalmente las tareas de los cuidados, es aceptar contratos temporales y parciales que permitan la conciliación familiar sin abandonar el mercado de trabajo y que las condena a la precariedad.

En el cuarto trimestre de 2014 el 28% de las mujeres ocupadas eran temporales, cinco puntos más que el año anterior. Desde otro punto de vista, 56 de cada 100 contratos temporales correspondían a mujeres, tres puntos más que hace un año. Por otro lado, 81 de cada 100 contratos a tiempo parcial correspondían a mujeres.

Estíbaliz García ha expuesto que del estudio se concluye que la crisis ha afectado en mayor medida a los hombres, "lo que ha multiplicado por 3,7 sus tasas de paro entre 2007 y 2014". "Esto ha provocado que las tasas de paro de hombres y mujeres se aproximen, a pesar de que casi se ha triplicado la tasa de paro de las mujeres en Navarra respecto a 2007", ha dicho, para añadir que "esta igualdad en precario no es la que quiere la UGT".

La responsable del Departamento de la Mujer ha recordado la "diferencia" entre ganancia media anual entre los hombres y mujeres en la Comunidad foral, que ha cifrado en unos 8.100 euros, que "es la mayor de todas las Comunidades Autónomas en términos absolutos y la segunda, tras Aragón, en términos porcentuales, superando en más de 5 puntos la media española".

Cada vez más mujeres, antes inactivas, han pasado a la situación de actividad y búsqueda de empleo como estrategia frente al desempleo del hombre y si acceden al mercado de trabajo es con contratos temporales y parciales en mayor medida que los hombres, lo que implica menores cotizaciones primero y menores prestaciones después, ha denunciado la sindicalista.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud