948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Crisis económica y violencia de género

26/11/2015 | Maite Pérez Huarte, Secretaria para la Igualdad y Política Social de la UGT de Navarra

¿A quién no le gustaría que llegase el día en el que nadie escribiese sobre la Violencia de Género? No por olvido, sino por erradicación. Lamentablemente, año tras año, seguimos haciéndolo y cada vez con víctimas más jóvenes. La Violencia de Género, también en su versión de explotación sexual por razones de necesidad económica que representa la prostitución, más en tiempos de crisis, tiene siempre repercusiones en la salud mental, física, sexual, emocional y, sobre todo, social de las mujeres que la sufren. Además, esta afección acompaña a la persona que la padece aún cuando la situación ya ha terminado. Por ello, estas mujeres continúan necesitando ayuda y apoyo profesional.

Los malos tratos no se denuncian igual si la persona afectada carece de recursos económicos. Tampoco se acatan de la misma manera si la mujer tiene a su cargo hijos que mantener. Todos los gobiernos deberían considerar la difícil coyuntura e indefensión aprendida que padecen estas mujeres, priorizando recursos e instrumentos que les saquen de esta situación. Lejos de esto, observamos con frustración como los recortes lo primero que mutilan son estas ayudas sociales. Y con ello, se amputa parte de la subsistencia y dignidad de estas mujeres, personas a las que se niega, de esta forma, su condición como ser humano.

La crisis no ha hecho más que empeorar la situación de las mujeres. En UGT tenemos claro cuáles son los factores de riesgo que alimentan la lacra social de la Violencia de Género. El incremento de la desprotección social, el desempleo y la feminización de la pobreza, unidos a la insuficiencia de recursos públicos para la prevención, protección y atención a mujeres víctimas de violencia, exponen a las mujeres a un mayor riesgo.

No pedimos a los hombres que sean protagonistas del movimiento feministas, les pedimos que renuncien a roles patriarcales, siendo ellos los protagonistas de su propia transformación para así poder avanzar juntos en la lucha por la igualdad, sin abusos de poder por parte de ninguno de ambos géneros.

Nuestro país es pionero en la lucha contra la violencia machista. No obstante, durante la legislatura del Partido Popular, se ha recortado un 17% la partida económica destinada a la prevención de la violencia de género, así como un 43% del presupuesto orientado a las políticas de igualdad.

La UGT de Navarra lleva trabajando mucho tiempo por erradicar esta lacra social. Uno de nuestras vías de actuación es la participación en el Consejo de la Mujer del Ayuntamiento de Pamplona, entidad que se disolvió a finales del mes de julio de este año, debido al cambio de gobierno, y que se ha retomado el pasado 19 de noviembre. Somos gente muy variopinta, pero con un único objetivo: acabar con la violencia machista. Se han alcanzado logros y hemos puesto nuestro gratino de arena para que la sociedad navarra sea más justa, más igualitaria.

El nuevo Gobierno que salga de las urnas tras el 20 de diciembre deberá tomar medidas desde el minuto cero. Medidas fundamentadas en el ámbito laboral y en las políticas de prevención que apenas existen, a través de la negociación colectiva y los planes de igualdad. Medidas en resolución de conflictos y en la educación en igualdad de oportunidades y de condiciones. Medidas encaminadas a favor del respeto y la dignidad de las personas. Para ello, es imprescindible que se establezcan cauces de colaboración entre las Administraciones Públicas y los interlocutores sociales. El objetivo perseguido ha de ser mejorar la difusión de medidas, derechos y servicios dirigidos a las víctimas de violencia de género puestos en marcha en la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

El año próximo, por estas fechas, desearíamos poder escribir un artículo que hablase de la erradicación de la violencia machista, de una cifra “0” y de una sociedad que camina hacia la igualdad, el respeto y la justicia. No perdemos la esperanza, no cejaremos en nuestro empeño de lograr este fin y no dejaremos de alzar la voz para decir NO a la violencia contra las mujeres.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud