948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Los contratos a tiempo parcial se disparan en Navarra durante el primer semestre de este año hasta alcanzar el 28,3% del total de la contratación

22/08/2014

La contratación a tiempo parcial se ha disparado en Navarra en el primer semestre de este año hasta alcanzar los 38.832 contratos, lo que supone el 28,3% del total de contratos realizados en dicho periodo. De esta forma, los trabajadores ocupados a tiempo parcial en nuestra Comunidad (46.300 a finales del pasado mes de junio) se han incrementado un 11,8% en el último año y un 24,8% desde el inicio de la crisis en el año 2008.

Del análisis realizado por la UGT sobre la evolución de la contratación en Navarra se desprende que la contratación a tiempo parcial se está imponiendo como fórmula alternativa al contrato a tiempo completo, no tanto por voluntad del trabajador o trabajadora, con el fin de conciliar vida laboral y familiar, como por imposición del empresario. Un tipo de contrato que, unido a la temporalidad en la contratación, está precarizando a marchas forzadas nuestro mercado de trabajo. Basta destacar que el 92% de los contratos a tiempo parcial realizados entre los meses de enero y junio de este año (35.731) fueron contratos temporales.

Consulta los datos

El incremento del empleo a tiempo parcial contrasta con la evolución general del empleo. Así, mientras en los seis años que llevamos de crisis se han destruido en Navarra un total de 35.400 puestos de trabajo, lo que significa una caída del empleo del 11,90%, los empleos con jornada parcial han aumentado en 9.200, cifra que en términos porcentuales supone un aumento del 24,8%.

Un dato relevante es que del aumento de personas ocupadas registrado en Navarra en el último año (5.300 personas más), el 92,4% (4.900), es decir, la práctica totalidad, corresponde a personas ocupadas a tiempo parcial.

Un segundo dato significativo es que el incremento del trabajo a tiempo parcial en el último año ha sido mucho mayor entre los hombres, con un aumento del 60,3%, que entre las mujeres (11,8%), lo cual no evita que la contratación a tiempo parcial siga siendo un elemento diferenciador por razón de género, ya que la parcialidad alcanza a un 31,1% de las mujeres ocupadas, mientras que entre los hombres apenas supone el 6,5%.

Temporalidad asociada

La precarización del empleo que viene denunciando la UGT como consecuencia de la crisis y de la reforma laboral no sólo se refleja en este aumento del trabajo a tiempo parcial, sino de la temporalidad de los contratos que lleva asociada. En este sentido, hay que subrayar que, si el 80% de los trabajadores a tiempo completo cuentan con un contrato indefinido, entre los contratados a tiempo parcial esta cifra se reduce al 62,2%.

En cuanto al panorama global de la contratación, en los seis primeros meses de 2014 se han realizado un total de 38.832 contratos a jornada parcial, cifra que supone el 28,3% del total de contratos suscritos en dicho periodo (137.143). Son 7.080 contratos a tiempo parcial más que en el primer semestre de 2013.
La contratación a tiempo parcial se concentra en el sector Servicios, que acumula el 90% de este tipo de contratos, seguido de la Industria (7,76%), y en las empresas de menos de 50 trabajadores, que suman más del 60% de los contratos a tiempo parcial.

Javier Lecumberri, Secretario General de la UGT de Navarra, denuncia “el uso fraudulento y el abuso” de la contratación a tiempo parcial

Javier Lecumberri, Secretario General de la UGT de Navarra, considera que del análisis de estos datos se desprende “la confirmación de un hecho que venimos denunciando reiteradamente, que una de las peores consecuencias de esta crisis, tras la destrucción masiva de puestos de trabajo que ha provocado, es la precarización del empleo y la pérdida de condiciones laborales”.

“Los datos ratifican el auge de la modalidad de trabajo temporal a tiempo parcial –señala Lecumberri-, una peligrosa combinación alentada por la crisis y por el temible principio de crear empleo ‘de cualquier manera’. Este Gobierno está intentando convencer a la sociedad de que estamos saliendo de la crisis y aplica el ‘todo vale’ para tratar de transmitir la idea de que se está reduciendo el desempleo, cuando lo que está haciendo es propiciar el subempleo o el empleo basura”.
Para el dirigente de la UGT, “la jornada a tiempo parcial voluntaria y con derechos es una fórmula válida y muy interesante para determinados colectivos y para situaciones en las que es necesario adaptar jornadas a realidades laborales, pero su uso fraudulento y su abuso deben ser denunciados públicamente como una forma de precariedad y recorte de derechos”.

Lecumberri advierte que en estos tiempos de crisis “es fácil abusar de situaciones desesperadas y camuflar trabajos de jornadas completas con contratos precarios a jornada parcial, algunas incluso muy por encima de las 8 horas diarias, con el fin de ahorrarse cotizaciones, salarios, pagas extras y derechos, y tener al trabajador sumido en una frágil dependencia que lo hace presa fácil de abusos”. Y añade que “esta utilización fraudulenta ha encontrado cobertura a partir del momento en el que la reforma laboral ha autorizado la realización de horas extraordinarias a trabajadores con trabajo a tiempo parcial”.

Finalmente, el Secretario General de la UGT insta a la autoridad laboral a que investigue “toda situación sospechosa susceptible de esconder jornadas laborales por encima de lo acordado en contrato”.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud