948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

El 46,6% de los contratos realizados en 2020 en Navarra duraron un día o menos, según un informe de UGT, que advierte que la reforma laboral y la pandemia "han disparado el paro y la precariedad" entre jóvenes y mujeres

20/04/2021

El 46,6% de los contratos realizados en 2020 en Navarra duraron un día o menos y un tercio de los contratos no llegó a un día de duración, según un informe del sindicato UGT, que advierte que la reforma laboral y la crisis por el Covid-19 "han disparado el paro y la precariedad" entre jóvenes y mujeres en la Comunidad foral. Así lo han puesto de manifiesto en rueda de prensa el secretario general de UGT de Navarra, Jesús Santos, y la secretaria de Política Sindical, Marisol Vicente, quienes han sido los encargados de presentar un informe elaborado por el sindicato sobre los efectos en el empleo de nueve años de reforma laboral y un año de pandemia.

En este sentido, Marisol Vicente ha explicado que la combinación de ambos factores ha provocado el pasado año en Navarra la destrucción de 9.300 empleos, el aumento de 7.739 personas paradas y "una enorme precarización" de las condiciones de trabajo.

En opinión de la representante de UGT, "se trata de un balance desolador de un año especialmente complicado para el mercado de trabajo" y ha remarcado que "si se amplía la mirada a los nueve años de vigencia de la reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP, tras lo ocurrido este año pasado, la situación no deja de ser calamitosa".

En esta línea, ha considerado que "la reforma laboral, impuesta con el argumento de facilitar la creación de puestos de trabajo y promover la estabilidad en el empleo, la contratación indefinida y la reducción de las desigualdades, ha fracasado radicalmente". Y ha asegurado que la reforma "ha aumentado el deterioro del mercado laboral provocado por la crisis en sus peores años, sólo ha conseguido recuperar la mitad del empleo destruido, no ha dado estabilidad al nuevo empleo y ha sido un elemento doblemente nocivo coincidiendo con los estragos causados por la pandemia".

A su juicio, la reforma laboral "ha fracasado en uno de sus principales objetivos, ya que no ha corregido la alta temporalidad, ni ha frenado la enorme rotación en la contratación; ha convertido la parcialidad involuntaria en un elemento estructural del mercado de trabajo; y ha excluido a mujeres y jóvenes de la recuperación del empleo". Además, "ha cronificado el paro de larga duración, sólo amortiguado por un reforzamiento en 2020 de la red de protección social".

En concreto, según los datos del informe, Navarra acabó 2020 con una tasa de temporalidad del 25,4%. Al cierre del año pasado, sólo un 5,44% de los contratos suscritos eran indefinidos, cuando antes de la crisis superaban el 10%.

Asimismo, la duración media de los contratos temporales el año pasado fue de 37,9 días, cuando en 2007 era de 89,8 días. Entre 2012, año en el que entró en vigor la reforma laboral, y 2020, la duración media de los contratos temporales se ha reducido casi 12 días, pasando de 49,7 a 37,9 días. Además, el 46,6% de los contratos realizados duró un día o menos y el 33,7% ni siquiera llegó a un día de duración.

Además, el informe del sindicato advierte de que la parcialidad "se ha convertido en estructural, situándose en un 14,2% en 2020". "Pero es que más de la mitad de quienes trabajan a tiempo parcial (el 50,6% en 2019) lo hacen de forma involuntaria. Son 26,8 puntos más que la parcialidad involuntaria registrada en 2007 (23,8%)", agrega el estudio.

UN PANORAMA "MUY PREOCUPANTE"

Para el secretario general de UGT de Navarra, Jesús Santos, los datos del informe sobre los efectos combinados de la reforma laboral y la crisis por efecto de la pandemia "dibujan un panorama muy preocupante". "Las cifras son desoladoras, con una dinámica de destrucción de empleo acompañada de una precarización de las condiciones de trabajo", ha lamentado.

Además, Santos ha puesto el acento en el aumento de las horas extras como consecuencia de su "uso intensivo para recuperar el tiempo de trabajo perdido de manera involuntaria en la pandemia y los abusos empresariales por el teletrabajo". Según ha expuesto, el pasado año se registraron 69.359 horas extras semanales en Navarra, un incremento del 12,27% respecto a 2019. De ellas, 28.867, el 41,6% del total, fueron horas extra no pagadas.

En este sentido, el dirigente de UGT ha remarcado que el conjunto de horas extras semanales pagadas y no pagadas del pasado año equivalen a cerca de 2.000 puestos de trabajo a jornada completa, "una cifra nada despreciable en medio de la destrucción de empleo".

Para el líder de UGT de Navarra, "lo peor de todo, es la total incertidumbre existente a corto y medio plazo" y ha remarcado que "no sabemos si lo peor de los efectos sociolaborales de la pandemia ha pasado o está por llegar, como nos tememos". No obstante, ha puesto en valor las políticas de respuesta articuladas desde los Gobiernos de España y Navarra, ya que, a su juicio, "no han contribuido a acentuar los daños como en 2008, sino que por el contrario han permitido desplegar herramientas de protección de empleo y reforzar la red de protección social".

En su opinión, "ahora toca reforzar todas estas herramientas, darles la flexibilidad necesaria para que puedan adaptarse a situaciones cambiantes, dotarlas de recursos económicos suficientes y articularlas dentro del Plan de Empleo que se está elaborando".

Ha considerado, además, que un "paso ineludible" es derogar la reforma laboral, "restituir" los derechos de los trabajadores, el "equilibrio" entre patronal y sindicatos y "devolver toda su potencialidad a la negociación colectiva para evitar que las condiciones de trabajo dependan del empresario de turno". Y ha advertido de que desde el sindicato "vamos a seguir saliendo a la calle hasta que consigamos esos objetivos básicos".

Asimismo, ha defendido que es "el momento de aprovechar los fondos europeos para hacer frente a un cambio productivo, que ponga a Navarra de nuevo a la cabeza industrial del resto del país y de Europa".

"El reto fundamental es ir más allá del mero mantenimiento del empleo, apostando por un crecimiento sostenible en el tiempo que nos permita superar por completo las consecuencias coyunturales de la crisis actual y los daños estructurales de la reforma", ha concluido.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud