Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

La UGT considera que los trabajadores son víctimas del fraude del Grupo Volkswagen

30/09/2015

La UGT considera que no existe ninguna responsabilidad por parte de las plantas del Grupo Volkswagen implantadas en España, en relación con la producción de los motores y el software incorporados en los vehículos fabricados en Seat y Volkswagen Navarra, y que los trabajadores de estas dos plantas son víctimas del fraude que haya podido cometer el Grupo Volkswagen.

Ayer se reunieron en Madrid el Secretario General de MCA–UGT, Carlos Romero, el Responsable del Sector de Automoción, Mariano Cerezo, con los Secretarios Generales de las Federaciones de Comunidad Autónoma de MCA–UGT donde el Grupo Volkswagen tiene plantas de producción –Cataluña y Navarra– y los Secretarios Generales de las Secciones Sindicales de Seat y Volkswagen Navarra y emitieron un comunicado.

En este comunicado exigen que se lleven a cabo, hasta las últimas consecuencias, las investigaciones tendentes a aclarar lo ocurrido y que se exijan todas las responsabilidades de los estamentos del Grupo implicados en el fraude. Tales responsabilidades han de buscarse en la cabecera del Grupo y no en las plantas de producción y, menos aún, permitir que los trabajadores de las mismas puedan pagar las consecuencias.

Se exige, así mismo, a la Dirección del Grupo Volkswagen el cumplimiento de los compromisos adquiridos en cuanto al diseño industrial, inversiones y empleo en las plantas españolas y a las autoridades españolas se les recuerda que tienen la obligación de asegurar el futuro del empleo en nuestro país y, para ello, han de defender la ausencia de responsabilidad de las plantas españolas frente a posibles tentaciones de repartir, entre todos, las consecuencias de este fraude.

La UGT considera una falta de responsabilidad que sea el Gobierno quien anuncie reclamaciones de las ayudas concedidas a las plantas españolas, sin haber realizado un análisis en profundidad del destino de dichas ayudas, y más cuando los planes PIVE y PIMA van dirigidos a la compra de vehículos.

No puede olvidarse que más de 120.000 trabajadores –entre las plantas productoras y de componentes– pueden verse afectados por las decisiones que pueda tomar, entre otros, el Gobierno.

Dada la gravedad de la situación, la UGT exige al Gobierno la máxima prudencia y la necesidad, más que nunca, de poner en común con las Patronales del Sector y los Sindicatos todos los pasos a dar en un proceso que se supone largo y no ha hecho más que empezar.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud