948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Los comités de empresa de Ambulancias Baztán-Bidasoa denuncian y rechazan el despido improcedente e injustificado de dos compañeras y las amenazas de nuevos despidos

08/08/2014

Tras año y medio de negociación y cuatro meses de huelga, la mayoría de los/as trabajadores/as del sector del Transporte Sanitario de Navarra aceptaron una renovación del convenio que suponía una demora del incremento de la antigüedad, en un intento de ayudar a las empresas del sector a sobrellevar la crisis, ya que transmitieron la necesidad de disponer de liquidez para afrontar futuras próximas contratas. Los/as trabajadores/as demostraron una vez más su responsabilidad e implicación personal con el servicio que realizan, asumiendo una pérdida de poder adquisitivo en beneficio de la patronal.

La pasada semana, sin previo aviso, dos auxiliares de las ambulancias de urgencias de la Red de Transporte Urgente de las bases de Alsasua y Espinal, pertenecientes a la empresa Baztán Bidasoa, fueron despedidas. En sus cartas de despido la empresa aducía como motivos “baja productividad y falta de sintonía con la dirección de la empresa”. Ambos motivos son falsos, ninguna de las dos trabajadoras había llegado tarde nunca a su puesto de trabajo ni se había cogido una baja laboral. Incluso una de ellas ha recibido el apoyo de todos los miembros de los servicios sanitarios del centro de salud de Espinal por su profesionalidad.

Posteriormente, en una reunión de los Comités de Empresa con el representante de la patronal, ésta cambió los motivos del despido, comunicando al Comité de forma verbal que los despidos se asumían como improcedentes y que se debían a que supuestamente sobran auxiliares de las ambulancias de programado, ya que los nuevos vehículos disponen de rampas de acceso. Son esperables, por tanto, nuevos despidos. La empresa Baztán Bidasoa está haciendo una regulación de empleo sin pasar por el procedimiento legal. Sin embargo, esas rampas, aunque facilitan el trabajo, no hacen que ya no se necesiten dos personas en las ambulancias de programado, puesto que los pacientes con grave dificultad motriz deben ser acercados a la ambulancia entre dos personas desde sus casas, y eso no lo solucionan las rampas instaladas en las nuevas ambulancias. De nuevo mienten con los motivos reales del despido.

Los/as miembros de los Comités de Empresa creen que no hay motivación alguna más que un ahorro económico que merma la calidad del servicio contratado por Gobierno de Navarra, además de suponer una sanción a dos trabajadoras que han participado activamente en las movilizaciones durante los cuatro meses de huelga. Quieren recordar que durante la huelga, ninguno/a de los/as trabajadores/as del sector pudo ejercer su derecho constitucional por unos servicios mínimos abusivos, y absolutamente todos/as los/as trabajadores/as respetaron escrupulosamente los servicios mínimos pese a rechazar su abuso y que todas las movilizaciones fueron legales y pacíficas. Se da la paradoja de que, tras aportar liquidez a la empresa, se utiliza ese dinero para despedir a dos compañeras.

También denuncian el sexismo que se practica habitualmente en la empresa Baztán Bidasoa, que no permite a las trabajadoras acceder al puesto de Conductor de Ambulancia (las que están dando el servicio proceden de contratos anteriores a la llegada de esta empresa) pese a cobrar 150 euros más, y durante los últimos años se han ido reduciendo ostensiblemente el número de mujeres contratadas, siendo actualmente menor al 20% de la nómina de Baztán Bidasoa. De nuevo se despiden a dos mujeres. En las otras dos empresas que dan servicio en Navarra esto no pasa.

Además, la empresa Baztán Bidasoa está ninguneando a los Comités de Empresa, con los que debiera haberse reunido para negociar el reajuste de plantilla que dicen que hace falta, y los cambios de calendario que está realizando en contra del convenio firmado hace un mes.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud