Banner alargado
948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

EN 20 AÑOS DE GESTIÓN SINDICAL DE PROGRAMAS ACORDADOS CON EL GOBIERNO NO HA HABIDO UNA SOLA IRREGULARIDAD, NI UNA SOLA DENUNCIA

31/01/2017

Durante varios días, Diario de Noticias ha venido publicando diversas informaciones relativas a la gestión por parte de UGT y CCOO de diferentes programas de actuación en materia de empleo, formación, prevención de riesgos laborales y atención a trabajadores inmigrantes, financiados por los diferentes Planes de Empleo de Navarra. Tales informaciones periodísticas, en lo referente a sus datos, no son otra cosa que la reproducción de la información detallada que UGT y CCOO hemos suministrado al Gobierno de Navarra, en cumplimiento de los propios procedimientos establecidos para la gestión de dichos programas.

GASTOS JUSTIFICADOS Y AUDITADOS

Todos los datos económicos de gasto correspondientes a estos programas están adecuadamente justificados, eran conocidos públicamente y han estado sometidos a todo tipo de controles públicos, tanto políticos como técnicos, por parte del Gobierno de Navarra, la Hacienda Foral, la Intervención de Hacienda en los diferentes departamentos gubernamentales, el Parlamento de Navarra y la Cámara de Comptos, así como a las auditorías externas encargadas por las propias organizaciones sindicales.

En los 20 años en los que UGT y CCOO hemos participado en la gestión de estos programas públicos, no se ha detectado ni una sola irregularidad, ni se ha presentado una sola denuncia por mal uso de fondos públicos. Todo el trabajo comprometido en dichos programas se ha realizado, tanto por parte del personal contratado específicamente para su desarrollo, como del personal del sindicato al que se le ha encomendado labores relacionadas con los programas, con absoluta honestidad y eficiencia.

LA UGT HA DADO SERVICIOS A LOS TRABAJADORES, NO SE HA FINANCIADO CON LOS PROGRAMAS

Frente a lo que se afirma en dichas informaciones, UGT y CCOO no nos hemos financiado con el dinero de dichos programas, sino que hemos realizado innumerables acciones para mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas y las condiciones laborales de las personas con empleo. No lo decimos nosotros, sino que lo ha dicho públicamente en el Parlamento la propia directora gerente del Servicio Navarro de Empleo nombrada por el Gobierno de Uxue Barkos.

Por hacer solo referencia al cuatrienio anterior a la toma de posesión del actual Gobierno foral, es decir, a los años 2011-2014, en dicho periodo, la UGT atendió con cargo a los programas mencionados a un total de 100.759 personas, jóvenes, mujeres, inmigrantes, desempleados y, en general, colectivos con mayor necesidad de apoyo.

Y los resultados han sido razonablemente satisfactorios en términos de mejora de la capacitación profesional de los trabajadores, reinserción laboral de personas que han perdido el empleo, reducción constante de la siniestralidad laboral, avances en la lucha por la igualdad, etc.

LA GUERRA SUCIA DE ELA

¿Por qué se quiere, entonces, sembrar la sospecha de corrupción sobre UGT y CCOO?

Pues muy sencillo: porque el objetivo es acabar con la hegemonía del sindicalismo de clase que representamos UGT y CCOO. Quieren arrebatarnos la mayoría sindical, ensuciando nuestras siglas.

Durante años, la guerra sucia la ha hecho ELA, mediante una campaña constante de denuncias públicas contra UGT y CCOO, con insultos a la clase trabajadora y los sindicatos que la representamos mayoritariamente e intentos de desacreditar nuestro modelo de relaciones laborales, que es el vigente en los países más avanzados de Europa y el defendido por la Confederación Europea de Sindicatos.

Nos han llamado de todo, han mentido sin vergüenza alguna, han utilizado amenazas e incluso agresiones físicas contra delegados sindicales de nuestra organización, pero las trabajadoras y trabajadores navarros han seguido confiando mayoritariamente en nuestras siglas para representarles ante la patronal y ante las instituciones.

Lo sorprendente es que un periódico que se dice plural, se preste a secundar la estrategia partidista e interesada de ELA, utilizando incluso similar lenguaje y expresiones textuales de este sindicato, con titulares que insinúan irregularidades y textos en los que se afirma que se ha subvencionado a UGT y CCOO para garantizar la paz social durante dos décadas y para facilitar la posición mayoritaria de ambos sindicatos. Nos parece inaceptable.

LECTURAS Y CONCLUSIONES FALSAS

Porque si los datos eran conocidos y son ciertos, la lectura y las conclusiones que se cuelan entre los textos informativos son falsas.

La UGT ya era el primer sindicato de Navarra antes de 1998, año en el que empiezan a desarrollarse de manera cogestionada los planes del empleo y los programas derivados de ellos. No sólo eso, sino que la UGT obtuvo los mayores porcentajes de representatividad sindical a principios de los años 90, tras abordar en solitario la reconversión industrial de los años 80.

Como tampoco es cierta la afirmación de que UGT y CCOO hemos mantenido una actitud de connivencia política y sumisión a los Gobiernos de UPN. Nunca. Que hayamos negociado y alcanzado, cuando ha sido posible, acuerdos beneficiosos para los trabajadores, no nos ha impedido jamás, si con Sanz y ni con Barcina en la presidencia, criticar duramente los Presupuestos Generales o apostar con claridad por cambiar el modelo socio-económico vigente. Y nuestra disposición a negociar y a acordar no ha cambiado en función de la ideología del Gobierno. Con el Gobierno de Barkos ha sido completa y sincera desde el principio e incluso después de que suspendieran todos los convenios nominativos con UGT y CCOO.

Y aunque somos más partidarios de buscar el acuerdo que el conflicto, cuando no nos han dejado otro camino nos hemos movilizado con toda nuestra capacidad. De hecho, las únicas huelgas generales que han triunfado en Navarra, y las hemos hecho frente a Gobiernos de todos los colores, han sido las que hemos convocado UGT y CCOO.

Por último, lo que se busca atacando a UGT y CCOO es dinamitar el incipiente diálogo social y la búsqueda de un gran acuerdo en torno al nuevo Plan de Empleo. Tras la invitación del Gobierno a ELA y LAB para que se sumen a la negociación, dentro o fuera del Consejo de Diálogo Social, se han acabado la coartada de la marginación y el recurso al discurso victimista. La UGT sigue dispuesta a negociar con quien quiera hacerlo y espera del Gobierno de Navarra la misma actitud.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud