948 291 292

Noticias

imprimir enviar noticia

Un sindicalismo comprometido con el Desarrollo Sostenible

05/06/2015 | Maria Simón Muro, Secretaria de Acción Sindical y Empleo de la UGT de Navarra

En el día Mundial del Medio Ambiente 2015, que se celebra este año bajo el lema “Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación”, el movimiento sindical quiere recordar que el bienestar de la humanidad, el medio ambiente y el funcionamiento de la economía dependen, en gran medida, de la gestión responsable de los recursos naturales del planeta.

Solo siendo conscientes de la huella ecológica que deja nuestro actual modelo de desarrollo sobre la capacidad del planeta, cobra sentido la necesidad de cambiar hacia modelos que postulan la gestión eficiente de los recursos, sobre la base de los principios básicos y fundamentales del Desarrollo Sostenible.

El lema de Naciones Unidas hace hincapié este año en la previsión de crecimiento demográfico para el año 2030: tres mil millones de nuevos consumidores de clase media, que surgirán de las economías emergentes, generando un consumo no sostenible para los recursos naturales de un solo planeta.

De la misma manera, se insiste en la necesidad de avanzar hacia el objetivo de cero desperdicios de alimentos, dado que, de acuerdo con los datos oficiales, cada año se desperdician 1,3 millones de toneladas de alimentos. La FAO estima que a nivel mundial se pierde o desperdicia un tercio de la producción. España es el sexto país que más comida desperdicia (7,7 millones de Tm), tras Alemania (10,3 Tm), Holanda (9,4 Tm) Francia (9 Tm), Polonia (8,9 Tm) e Italia (8,8 Tm), mientras que alrededor de mil millones de personas en el mundo se encuentran en situación de desnutrición, de ellas, más de tres millones en España y más de tres mil personas en Navarra, según la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y Cáritas Española.

Para el movimiento sindical, el desarrollo sostenible implica avanzar hacia un modelo económico alternativo basado en la eco-eficiencia y en la eco-innovación. Un modelo que asuma los principios de la economía circular, en el que el propio sistema sea capaz de retroalimentarse, logrando minimizar los impactos ambientales sobre el planeta. Un modelo de desarrollo sostenible marcado por los principios de solidaridad, democracia y cohesión social, que asegure la conservación de los recursos naturales para las generaciones futuras.

En Navarra, la UGT ha puesto en marcha un proyecto para determinar el “Nivel de Implantación de Prácticas Eco-innovadoras en las Empresas de Navarra”. Este año 2015 se centra en las empresas del sector agroalimentario de la Comunidad Foral. Un estudio que pretende identificar las prácticas eco-innovadoras en las empresas, su nivel de implantación, el grado de participación de los trabajadores, a la vez que difundir e impulsar la cultura de la Eco-innovación y de la Eco-eficiencia.

Con la información obtenida, se elaborará un infome que recoja las necesidades identificadas en el sector agroalimentario, para así, poder determinar las oportunidades que puede generar un modelo económico basado en la economía verde.
El trabajo desarrollado por la UGT de Navarra en esta materia sigue las líneas de actuación establecidas por la Confederación Europea de Sindicatos con motivo de la Cumbre de la Tierra celebrada el año 2002 en Johannesburgo, bajo el compromiso de que los sindicatos europeos actúen como verdaderos Agentes del Desarrollo Sostenible. Siempre con la convicción de que las decisiones políticas y empresariales deben estar a la altura de las expectativas que la sociedad navarra demanda.

Logo de UGT Juventud Logo de Gobierno de Navarra ·
Subvenciona Instituto Navarro de Deporte y Juventud